Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Blogs

Mirando por nuestra salud
Volver

25
OCT.
2017
 
 
Flecha Izquierda   Flecha Derecha

UNA HORA MÁS

25/10/2017 10:39 | Virginia Pecharromán
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Blog
El inminente cambio de hora nos afecta a nuestro estado de ánimo. Pero hay muchas ventajas de las que disfrutar en esta época del año.
 
 
Se aproxima el cambio de hora. Ya estamos comentando que la semana que viene será de noche más pronto y que este hecho no nos gusta nada. La verdad que este año con el buen tiempo no lo estamos pasando mal, pero ahora la noche se nos echará encima hacia las seis de la tarde. Por un lado, nos cuesta aceptar este hecho, pero por otro, comienza otra época del año diferente y no por ello peor. Tenemos la suerte de vivir en un país con cuatro estaciones, en la que vemos cambiar la naturaleza a nuestro alrededor. Este hecho hace que cambiemos las rutinas a lo largo del año y realicemos diferentes actividades según la época del año. Cambiamos la forma de vestir, cambiamos de costumbres en casa e incluso cambiamos la manera de alimentarnos. ¿Qué pasaría si siempre fuera igual? ¿Y si no cambiaríamos tanto? Seguro que tampoco nos gustaría. Aunque este cambio no  nos guste tanto,  porque nos lleva al invierno, tampoco está mal.
 
En otoño la naturaleza está más bella que nunca con sus tonos ocres, rojizos y amarillos. En casa todo huele a dulce de mermelada y de carne de membrillo. Además a todos nos apetece comenzar con las actividades del nuevo curso. Los comienzos gustan, conocer gente nueva o realizar una nueva actividad en la que nos hemos aventurado. La verdad ,creo que realmente este es un comienzo de año, más que el que comienza en enero. La mayoría de las actividades de las que disfrutamos en nuestro tiempo de ocio son de octubre a junio. Y en verano nos permitimos un parón antes de pasar de nivel o cambiar de tercio a otra actividad diferente.
 
Estamos en un  momento de comienzos, de reencuentros, de aprendizaje, de organización de horarios y planteamiento de nuevos proyectos. En realidad es un renacer a la vida. Cuando surgen cosas durante el verano, siempre las posponemos a después, para otoño. Hacemos como las hormigas, que estos días formar sus nuevos hormigueros para pasar el invierno. 
 
Está claro que el cambio de hora nos afecta también, pero son muchos más los cambios  que hacemos por la estación. Las horas de luz disminuyen en esta época  y eso nos hace tener el animo más decaído. Las personas necesitamos la luz porque nos genera energía, nos anima. Por otro lado, la luz orienta a nuestros ritmos circadianos para despertarnos y acostarnos. Lo natural sería acompasarnos a la luz natural, es decir, levantarnos cuando sale el sol e irnos a dormir cuando se pone. Si nos damos cuenta, hacia la hora del ocaso, nos suele entrar sueño, pero no tenemos costumbre en este país de acostarnos tan pronto. De hecho, somos de los  países más trasnochadores. Esto no nos beneficia, al revés nos agota y estresa más. Deberíamos escuchar más a la naturaleza y vivir acompasados a ella. 
 
Si bien, es cierto que en esta época cenamos antes y nos recogemos antes en casa, pero la hora de acostarse sigue siendo muy tardía. Sin embargo nos levantamos temprano, lo cual quiere decir que no descansamos lo suficiente y por eso el cambio de hora nos agota. Este fin de semana disfrutaremos de una hora más y no nos daremos ni cuenta, muchos aprovecharán para salir más tiempo, otros para estar más en la cama, otros para cambiar todos los relojes de hora y perder el tiempo en quejarse de que será de noche antes.
Como cada época del año tiene sus cosas buenas y sus cosas malas, como todo en esta vida, intentemos disfrutarlo.
 
En vez de quejarnos de este cambio de hora, aprovechemos el tiempo que se nos brinda para observar la naturaleza, realizar tareas y actividades más de interior, cogerle cariño a las tardes de mantita y sofá, reencontrarnos con nuestros compañeros de aficiones, aprender cosas nuevas, visitar exposiciones, asistir a charlas, ir al cine y por supuesto abrigarnos un poco y seguir disfrutando del exterior tan bonito del otoño.

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.
 

Blogs

Publicaciones

Últimos Post

Flecha Derecha OH...¡DECEPCIÓN!  
  Maximino García Vicente | 23/02/2018  
  Sapiens Coaching  
Flecha Derecha EXPRESAR EMOCIONES ES VITAL  
  Virginia Pecharromán | 22/02/2018  
  Mirando por nuestra salud  
Flecha Derecha Tributo a Mecano en Aranda de Duero  
  Javier Adrados | 13/02/2018  
  PopAdrados  
Flecha Derecha El "extraño caso" de soluciones que acabaron generando serios problemas  
  Maximino García Vicente | 07/02/2018  
  Sapiens Coaching  
Flecha Derecha DISFRUTA DE LA SOLEDAD  
  Virginia Pecharromán | 01/02/2018  
  Mirando por nuestra salud  
Flecha Derecha ¿Son los problemas tan malos como los pintan?  
  Maximino García Vicente | 25/01/2018  
  Sapiens Coaching  
Flecha Derecha Nuestro cerebro  
  Virginia Pecharromán | 16/01/2018  
  Mirando por nuestra salud  
Flecha Derecha El mejor regalo: el TIEMPO  
  Virginia Pecharromán | 27/12/2017  
  Mirando por nuestra salud