Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

950 hectáreas de nuevas plantaciones en Ribera del Duero

El ministerio de Agricultura ha autorizado ese crecimiento sostenido dando respuesta a las peticiones del Consejo

20/01/2020 13:27 | DR
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

La Denominación de Origen Ribera del Duero ha apostado crecimiento sostenido y, por ello, dando respuesta a las peticiones del Consejo Regulador, el Ministerio de Agricultura, ha autorizado 950 hectáreas para nuevas plantaciones de viñedo en la zona de calidad. Una decisión apoyada también el colectivo de viticultores, las asociaciones agrarias, cooperativas y la asociación de bodegueros. La decisión se sostiene en un informe justificativo que “avala un crecimiento sostenible, tanto en superficie como en producción de vinos elaborados, evitando distorsiones con posibles riesgos de oferta excesiva, que en caso contrario podría probar una devaluación significativa”. En Ribera también se permiten nuevas plantaciones por arranque en otras zonas o por conversión de derechos. Las solicitudes se pueden realizar entre el 15 de enero y el 29 de febrero.

El cupo de disposición anual de plantaciones entró en vigor el 1 de enero de 2016, cuando se instauró el régimen de autorizaciones de viñedo que sustituyó al sistema de derechos de plantación vigente hasta ese momento. De esta manera, el cupo de disposición anual concede una serie de plantaciones nuevas que no pueden suponer más de un 1 % del total de viñedo plantado en el país. Esta cláusula de salvaguarda cuenta también con las restricciones que marquen los distintos consejos reguladores para fijar lo que denominan un crecimiento razonable. Además del cupo anual, la nueva normativa también abre otras dos vías de plantación: la reconversión de los derechos históricos que tuvieran validez a 31 de diciembre de 2015 y el arranque de viñedos en unas zonas para plantar en otras, algo que se puede hacer desde cualquier punto del país.

Las plantaciones de viñedo se suelen realizar entre principios del mes de marzo hasta finales de mayo, por eso se ejecutan al año siguiente de haber recibido el permiso para plantar. Los expertos mantienen que hay que marcar un plazo de alrededor de tres años desde la plantación para comenzar a producir y cuando el viñedo alcanza los cinco o seis años de vida se considera que está a pleno rendimiento con cosechas constantes y abundantes

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.