Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Aranda

A punto de que la ordenanza de purines sea una realidad

Será la primera con la que cuente el municipio de Aranda

26/02/2018 14:47 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

 Será en el momento en el que el Boletín Oficial de la Provincia de Burgos haga pública la normativa, cuando comience a entrar en funcionamiento de forma definitiva la ordenanza de purines, estiércoles y lodos de la localidad de Aranda de Duero. El último pleno celebrado en el Ayuntamiento, el correspondiente al mes de febrero, acaba de aprobar por unanimidad de los 21 concejales de los siete grupos políticos, esta normativa que se ha visto dilatada en el tiempo debido, sobre todo, a la lentitud para resolver las alegaciones presentadas de casi un año.

Así, con el objetivo de adoptar medidas para preservar el Medio Ambiente sobre el uso que se hace de purines, estiércoles y lodos, la nueva normativa recoge medidas como la restricción de que los vertidos de dichas sustancias solo se puedan realizar en fincas rústicas de labor y su puesta bajo tierra en un periodo máximo de 24 horas para evitar que los malos olores se extiendan o la prohibición del estacionamiento y tránsito de vehículos que transporten ese tipo de productos en todo el casco urbano de Aranda. El texto también establece sanciones de hasta 750 euros para las infracciones leves, 1.500 para las graves y 3.000 para las muy graves.

El establecimiento de zonas de exclusión y franjas de seguridad es el punto que más controversia ha creado en las distintas comisiones previas a su aprobación inicial. De este modo, según se recoge en el documento, son las corrientes de aire las que se tienen que tener en cuenta para plasmar un mapa en el que se indiquen las distancias mínimas en las que no se pueden realizar vertidos. Y como el predominio de los vientos en la capital ribereña vienen del oeste, la distancia de 500 metros mínima al suelo urbano, tanto residencial como industrial, se amplía precisamente en ese punto cardinal, donde se encuentran situados los polígonos industriales Allendeduero y Prado Marina.

 

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.