Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

Aranda aprueba definitivamente la ordenanza de Ayuda a domicilio

Para dependientes, con el objetivo de mantener su autonomía personal

12/04/2022 9:02 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

No se han presentado alegaciones y, por tanto, la ordenanza del Servicio de Ayuda a Domicilio de Aranda de Duero queda aprobada de forma definitiva. Un reglamento para el servicio de cuidados de carácter personal, doméstico y social, así como a sus familias, cuando se hallen en situaciones que incapaciten a la realización de las actividades diarias. También cuando se presentan conflictos de algún miembro de la familia.

Con ello, se busca facilitar el desarrollo y mantenimiento de la autonomía personal contribuyendo a la integración y permanencia de las personas en su entorno habitual de vida. Eso sí, sin realizar tareas que pueda hacer la persona atendida y entendiendo que se trata de una ayuda complementaria.

Así, se prestan servicios relacionado con las necesidades del hogar como limpieza o cocina, los relacionados con la atención personal o con la relación de la persona con el entorno. De esta manera se proporciona ayuda a personas con dificultades de autonomía, se ayuda a prevenir situaciones de deterioro personal y social, se favorece la adquisición de habilidades y se ayuda a retrasar el ingreso en residencias.

El servicio se presta a personas empadronadas en Aranda de Duero, bien con un reconocimiento del derecho a la ayuda por parte de la gerencia de Servicios Sociales, que tengan edad avanzada con dificultades en su autonomía, que cuenten con alguna discapacidad, menores de edad cuyas familias no pueden proporcionarles la atención que requieren en el domicilio o los grupos familiares con excesivas cargas, conflictos, situaciones sociales inestables o problemas derivados de trastornos psíquicos o enfermedades físicas de gravedad. De forma excepcional y bajo la valoración técnica se podrá eximir al usuario del requisito de empadronamiento por un máximo de dos meses.

La normativa establece el número de horas de servicio, dependiendo del grado de dependencia. Así, para una gran dependencia se prestan entre 55 y 90 horas mensuales, para una dependencia severa entre 30 y 54, y para una moderada entre 15 y 29 horas.

Del mismo modo indica qué trabajos son los que puede hacer la persona que trabaja prestando el servicio en cuanto a la atención personal, trabajos domésticos o salidas al exterior. También que el servicio se podrá prestar de 8 a 22 horas de lunes a viernes y de 8 a 15 horas los sábados.

Los futuros beneficiarios del servicio tendrán que solicitarlo entregando la documentación que se pide y será el personal técnico de la concejalía de Acción Social la que valorará la situación estableciendo un plan individualizado de intervención para cada persona usuaria. La prestación tendrá un seguimiento, una vez al mes, a través de una comisión técnica.

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.