"Aranda no es solamente un sitio ordenado, sino que la gente es de orden"

Hablamos con el jefe de Policía Nacional en su último día de trabajo

08/10/2023 7:04 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Joaquín Gomá es el todavía inspector jefe de la comisaría de Aranda de Duero de la Policía Nacional, tras 43 años de servicio, los últimos cinco y medio en la capital ribereña, está a punto de jubilarse. Sin ser de Aranda se ha convertido en una persona muy querida, tanto por su profesionalidad como por su personalidad. Con él nos sentamos este domingo.

 

- ¿Con qué sabor de boca deja el trabajo?

-  Si tiene que ser un sabor, el dulce, que me gusta más que lo salado, y además con muchísima ilusión. Desde que ingresé en policía sabía que esto se acabaría algún día y una de mis ilusiones era terminar y cuanto antes. No podemos acortar años y siempre he querido ser jubilado (ríe). Suena a broma, pero es un hecho. Yo estaba estudiando en un internado en Tarancón, en Cuenca, al lado tenía la fábrica de pipas y un almacén de frutos del campo. Allí eran sacos de 50 kilos, no como ahora que los hay más pequeñitos, y los camiones los descargaba un señor a mano. Y había personas que estaban allí sentaditas en un banco, a la sombra en el parque, cuidando las palomas, y yo siempre preguntaba “¿y ese de ahí porque no descarga?” y me decían que eran jubilados. Por eso yo siempre he tenido muy claro que quería ser jubilado.

- Ha sido guía canino, escolta, ha formado parte de equipos de explosivos, de drogas, de unidades motorizadas; ha luchado contra el terrorismo, ha participado en negociaciones europeas, ha coordinado relaciones internacionales… ¿Quizás ha sido Aranda de Duero el lugar más tranquilo de su trayectoria profesional?

- No ha sido el más tranquilo aunque lo parezca. Creo que eso es una de las grandes paradojas arandinas. En superficie el mar está en calma y las cosas transcurren sin altibajos, pero por debajo del agua Aranda no deja de ser una sociedad pequeña, pero a nivel micro se da todo lo que ocurre en una sociedad a nivel macro.

Si echo la vista atrás recuerdo que yo entré en Aranda con una actuación de los Geo teniendo a una persona por haberse afincado en un piso con armas de fuego. Es decir, que cuando me paro a pensar, veo que nos hemos enfrentado a situaciones muy complejas. Complejas en lo social como con el tema de la pandemia, complejas en la profesional a la hora de organizar eventos masivos, hemos tenido servicios humanitarios de primera magnitud con rescates en el Duero…

- O sea, que no es tanta la calma…

-  Mis compañeros, cuando vienen Aranda y trabajan aquí conmigo una la semana, ven que se trabaja más que en otros muchos sitios. La plantilla es pequeña y, sin embargo, aquí ha habido operaciones a nivel nacional e internacional. Estoy pensando en estafas cibernéticas donde dos personas fueron detenidas en Aranda. También desde Aranda se desmanteló una banda que trabajaba en varios puntos de la geografía nacional, era difícil identificarlos y las primeras personas que se identificaron fueron en Aranda, lo que permitió tirar del ovillo y acabar desmantelando una mafia de tráfico de drogas, de mujeres, de armas…  Es decir, aquí en superficie no pasa de nada, pero por debajo están las cosas que ocurren como en cualquier otro sitio.

Hemos cuidado mucho que algunas cuestiones no se hicieran públicas, sólo por no afectar la intimidad de las personas. Ocurre con todos los delitos sexuales. Hemos aprendido a que hay que cuidar mucho a la gente y lo hemos hecho. Así que dentro de esa tranquilidad ha ocurrido de todo.

- ¿Está cubierta la plantilla de la Policía Nacional en Aranda?

-  No, y además, aunque estuviera tendríamos el mismo problema. Aranda necesita de más personal. Eso es un problema asociado, no sé si la imagen de la España Vaciada o de la zona rural. Para bien o para mal fuera de aquí Aranda de Duero es un pueblo y se le trata como tal. No son conscientes u otras prioridades tiene que haber para que las dotaciones de plantilla no sean superiores.  El problema de Aranda, y lo tiene toda la policía de España, no es si los catálogos están cubiertos o no, sino si esos catálogos se adecuan a las necesidades de la población. Ahí hay que hacer un esfuerzo, porque actualmente no se acopla del todo el catálogo que tiene la ciudad de Aranda con los cometidos policiales a los que hacemos frente.

- ¿Cuál es la plantilla que está cubierta actualmente?

- Sobre el 100% de la plantilla estamos rondando el 80%. Hay más puestos cubiertos, pero hay bajas, permisos, comisiones de servicio…  

- ¿Y qué porcentaje habría que aumentar para cubrir las necesidades de Aranda?

- Casi habría que elevarlo un 25%

- ¿Qué ha supuesto su paso por Aranda?

- Profesionalmente, cuando vine Aranda sabía que llegaba a mi último destino y voy a tener un recuerdo muy vivo. Ha sido muy gratificante como policía por lo que comentaba antes. Hemos tenido de todo y además todo lo he vivido en primera persona. Así que la sensación que me llevo es magnífica y también la de haber acertado, ya que mi etapa en Aranda ha cubierto todas las expectativas que uno tiene cuando quiere ser policía.

A nivel personal me he enriquecido mucho. He estado en la escuela de enología estudiando, en la escuela de música he podido desarrollar mi afición a la música, soy socio del Cineclub, de la sociedad de La Tertulia... Tengo grandes amigos arandinos que no pensé nunca que los iba a tener. He vivido muy tranquilo y he podido haber superado una situación compleja. Cuando pedí Aranda estaba deseando huir de Madrid por determinadas cosas, pero también por una situación enfermedad.

- ¿Qué es lo que se lleva de aquí?

- Suena a topicazo, pero me llevo el vino (ríe).  Cuando vine no sabía que era la capital de la Ribera, no había bebido vino en mi vida y descubrí, no tanto lo que es el vino, sino todo su entorno histórico, patrimonial, cultural, tradicional… y eso me ha encantado.

- Hasta el punto que escribió un libro en torno a él y la Ribera del Duero junto al fotógrafo Paco Santa María…

- Se hizo con ilusión, simplemente porque echaba de menos que hubiera una cosa así. Existen enciclopedias del vino, libros sobre el entorno, pero faltaba un ensamblaje entre las formas antiguas de viticultura y las formas modernas, vi necesario que no se perdiese el conocimiento que hay de bodegas tradicionales o lagares. Tenemos bodegas de hace siglos que se hicieron con pico y pala, a mano, era un trabajo colectivo y eso no se puede olvidar.

- ¿Quizás la escritura va a ser una de las dedicaciones en las que ocupará su tiempo?

- Puede ser. De momento ya lo ocupa la lectura. La escritura es una excusa maravillosa para adentrarse en la lectura. Me pasó con el “Cuaderno de la Ribera” y me está pasando ahora con otra inquietud. Estamos viviendo en una sociedad que ha avanzado mucho y muy rápido en muy poquitos años y está rompiendo toda una tradición de siglos. Y ese contraste me llama la atención.  Así que, por estar en Burgos, hay un señor que se llama Rodrigo Díaz de Vivar que me llama la atención para comparar la vida que tenían en su época con la vida que tenemos nosotros.

- En su discurso de despedida habló de seguridad y libertad. ¿Es Aranda una ciudad segura?

- Sí lo es. Igual que antes te comentaba que aquí ha pasado de todo, pasa de todo poquitas veces. Las sociedades necesitan eso como necesita un niño pasar el sarampión, crear defensas. Tan malo es una ciudad donde las tasas de criminalidad son elevadas porque quiere decir que los conflictos no se resuelven como que no existan. El cuerpo social necesita cierto desajuste para poder ajustarse.

- ¿Y libre?

- En realidad no somos libres nadie. Vivir en sociedad hace que, de manera natural, parte de nuestras apetencias se vean limitadas, pero sí que tenemos una sociedad lo suficientemente libre para que cada uno pueda desarrollar su personalidad. Dentro de los límites marcados creo que Aranda es libre, Aranda es segura, puedes ir salir sin miedo a la calle, ir donde quieras, ejercer la actividad que quieras… Aranda no es solamente un sitio ordenado, sino que la gente es de orden.

- ¿Qué va a hacer Joaquín Gomá cuando deje de ser policía?

- Me da la sensación que lo de ser policía entra el mismo saco como es ser padre, amigo o cuñado. Cada cosa va configurando la personalidad de uno, así que cuando dejas la actividad profesional la actividad se queda atrás, pero la forma de estructurar tu cabeza, después de 43 años de servicio, no.

Seguiré haciendo lo mismo que ahora; tocar la guitarra, disfrutar de los amigos, leer, escribir, pasear… Iba a decir viajar. Cuando yo viajaba de pequeño el viaje era la aventura, era una cosa fascinante, y sin embargo ahora que he tenido la suerte de poder conocer grandes capitales de todo el mundo veo que la globalización ha barrido las identidades culturales e incluso las económicas. La globalización uniforma el mundo y eso me quita las ganas de viajar. Otra cosa son los viajes de naturaleza. De todas formas, veo que es verdad que cuando dejas de cuidar a los hijos hay que empezar a cuidar a los padres, así que no me puedo ir lejos.

- ¿Seguirá relacionado con Aranda de Duero?

- Sí. Cuando pedí Aranda, uno de los motivos era que tenía mi segunda residencia cerca de aquí, con lo cual la compra la hago aquí y la seguiré haciendo, vendré al Cineclub, veré a mis amigos… Aranda para mí es un sitio muy agradable.

 
1 Comentario
 
 
 
Usuario  
#1   chapiro 08/10/2023 20:40:52
 
La labor de la policía así de como todos los cuerpos de Seguridad del Estado es inencomiable y justa porque se adapta aplicar la Ley Vigente. Pero sectores más vulnerables de la sociedad se sienten desprotegidos de la Ley en favor de sus familias y los médicos, como son los discapacitados sobre todo los que se encuentran tutelados inmerecidamente y que ahora pueden ejercer sus derechos ante un juez para que no sean vulnerados estos avances. Adaptar la Ley a nuevos tiempos para que el trabajo de la policia se desarrolle de la mejor manera posible con la armonía social.
En www.nuevapsiquiatria.es tienen las claves para avanzar en un nuevo cambio psiquiátrico en el actual mapa social.
 
 
 
 
 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.