Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Aranda

Ayudando a las personas sin hogar

Cáritas renueva el acuerdo para un servicio que atendió el año pasado a 248 personas

11/04/2019 13:21 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Variando la fórmula, pasando del convenio al concierto, Cáritas consigue el compromiso del Ayuntamiento de Aranda de mantener el servicio de Personas sin Hogar durante cuatro años sin la necesidad de renovar convenios cada año. Este jueves ha tenido lugar la firma del nuevo concierto que, según señala la alcaldesa de Aranda Raquel González, “es una de las competencias más antiguas de la administración local que siempre ha sido prestada por Cáritas”. Y es que este servicio a cargo de Cáritas se remonta en Aranda al año 1994. La cuantía no varía a pesar de que el acuerdo lleva otro trámite administrativo, seguirán siendo 33.250 euros anuales los que aporta el Consistorio.

Para el director de Cáritas Diocesana de Burgos, Jorge Simón, este cambio “ha sido todo un acierto porque nos permite asegurarnos del apoyo durante más tiempo” y asegura que “haremos, como siempre, un uso responsable del dinero”.  

Guadalupe Cuadrado es la coordinadora de Cáritas Aranda y asegura que el programa de atención a las personas sin hogar es “básico para nosotros porque nos identificamos con la atención a este colectivo que sufre más vulnerabilidad”.

Durante 2018 el programa prestó servicio a 248 personas, realizando 1.179 intervenciones con ellas. Ayudas que van desde el alojamiento  a las comidas, pasando por el aseo, ropero, transporte, compra de medicamentos, peluquería o incluso ayuda en metálico en un momento dado.   214 personas hicieron uso del servicio de alojamiento, 218 de comedor, 166 de servicio de duchas y 49 de recogida de ropa.

En los últimos 5 años han sido 1029 las personas atendidas con un total de 5.431 intervenciones. “En Aranda es un colectivo que no llama mucha la atención porque no es muy normal ver a mucha gente pidiendo, pero tenemos esa visión precisamente gracias a que encauzamos a la gente que vemos hacia nuestros programas”, señala Cuadrado.

Un servicio muy necesario, el que presta Cáritas, que cuenta con toda una serie de programas de atención, empleo, ayuda a la infancia o ayuda a la drogadicción. Y que además se apoya con una red provincial que cuenta con un servicio integral de las personas con programas en Burgos y en Miranda. A este programa se han derivado desde Aranda a cinco personas que se han logrado reinsertarse en la sociedad.

 

Imagen: (De izquierda a derecha) Guadalupe Cuadrado, Jorge Simón y Raquel González. / BC

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.