Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

Bemoles entre metacrilato

La Escuela de música se prepara para las clases presenciales, donde habrá mamparas entre profesor y alumno

03/09/2020 13:05 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Las clases de la escuela de música municipal de Aranda de Duero se retomarán el próximo 13 de octubre con un nuevo curso con medidas especiales que se adecúan a la protección de alumnos y profesores ante un posible contagio de la COVID. Y serán, en principio y si la situación no varía, señala el director de la Escuela Victórico-Javier Domingo, presenciales.

Para ello se ha adoptado un protocolo de prevención con medidas a adoptar, al que se añade una más, la instalación de una mampara de protección entre profesor y alumno para las clases individuales. “Permitirá el contacto visual y auditivo, por lo que las clases no perderán nada”, destaca el responsable, que destaca otra decisión tomada en común acuerdo entre Concejalía de Cultura y Dirección del centro: no abrir el plazo de matrícula en el mes de septiembre con el fin de evitar la masificación de los alumnos. De esta manera se consigue rebajar el número de los 600 del curso pasado a los 500 que habrá este año. Y en previsión de que las cosas empeoren y se tengan que anular las clases presenciales, desde el centro se han preparado varios escenarios que permitirán la continuidad de los estudios.

No solo las clases individuales y las de lenguaje musical se llevarán a cabo, sino también los talleres que aglutinan a varias personas en un solo punto. El de la Banda, que es el más numeroso, se traslada para que se cumplan las medidas de seguridad al salón de actos. Eso sí, no podrán tocar todos a la vez de momentos, sino por turnos y separados. Y todos los alumnos de la Escuela deberán llevar mascarilla en las clases a excepción de a la hora de tocar un instrumento de viento.

 

Protocolo

El protocolo elaborado, y que se está enviando a todo el alumnado que iniciará sus clases, señala que no se debe acudir a clase con síntomas catarrales o fiebre, que hay que lavarse las manos sobre todo antes y después de asistir a clase, mantener la distancia de seguridad, desplazarse siempre por la derecha en los pasillos evitando paradas y evitando esperas, utilizar preferentemente las escaleras, aplicarse gel hidroalcohólico en las manos al entrar en clase, e intentar no compartir instrumentos y si esto se hace realizar su desinfección.

Por su parte el profesorado será el encargado de ventilar los espacios, vigilar el uso adecuado del gel, desinfectar las superficies usadas por el alumnado antes de comenzar una nueva clase y evitar entregar al alumnado apuntes en papel.

Y los alumnos están llamados durante la semana del 21 de septiembre para contactar con los profesores de instrumento y canto vía telefónica o por correo y así asignar los horarios de las clases individuales.

Imagen: Euskadiko Orkestra

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.