Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Banner Sección

Bodas sin apretones y restricciones en los juzgados arandinos

El coronavirus trastoca la actividad judicial

13/03/2020 14:35 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

La Justicia también contribuye a evitar en lo máximo el contagio del coronavirus y, a partir de ahora, según instrucciones de la juez decana de Aranda  los dos juzgados de la capital ribereña limitan su actividad presencial.

Por tanto, el acceso al edificio de los juzgados de la calle Santiago queda prohibido al público a excepción de aquellas personas que acrediten que cuentan con una cita judicial o un procedimiento abierto. Y aunque los abogados y procuradores sí que podrán acceder a estas dependencias, se les ha pedido que solo lo hagan para resolver cuestiones que no pueden realizar a través de internet y que los trámites que no son urgentes se retrasen.

El edificio de los juzgados cuenta con una oficina de Registro Civil a la que se permite el acceso sólo con cita previa, por lo que queda prohibida la solicitud de información sobre cualquier procedimiento en curso, al no considerarse actuación urgente, pudiendo hacerlo en estos casos por teléfono. Sí que sigue abierta, no obstante, para los casos de inscripción de nacimiento, juramentos de nacionalidad, certificados de fe de vida, asuntos que afecten a menores de edad y demás tramitaciones que se consideran más urgentes o que tienen plazos perentorios que legalmente hay que respetar. La espera para estos asuntos deberá hacerse en el pasillo, no debiendo estar más de dos personas esperando su turno y con una distancia mínima entre ellos de un metro. En lo que respecta a las certificaciones de nacimiento, matrimonio o de otro tipo, estas se pueden solicitar únicamente a través de la página web del Ministerio de Justicia.

 

Unas bodas limitadas

Las bodas que se realizan en el juzgado arandino también se va a ver afectadas por el coronavirus, ya que, aunque se mantienen las que ya se han fijado en el calendario para con causar perjuicio a los contrayentes, se limita el acceso de acompañantes exclusivamente a los dos testigos y se suprime también por razones de seguridad sanitaria el tradicional apretón de manos tras la firma por parte de la juez.

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.
 
Banner Faldon