Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

Borracho y al volante contra un contenedor de basura

El conductor resultó herido y tuvo que ser trasladado al hospital

03/01/2022 13:23 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Un contenedor de basura ha resultado totalmente dañado esta noche a causa del impacto que producía sobre él un vehículo que circulaba por la vía.

Los hechos se producían minutos antes de la una y media de la madrugada cuando un vehículo que circulaba al final de la calle Carrequemada, frente al supermercado Mercadona, chocaba contra este contenedor. El impacto fue tan grande que alcanzó a otro elemento de basura y lo movió del sitio, dañando a un coche que se encontraba aparcado.

El vehículo era conducido por un hombre de 31 años que perdió el control del volante y que resultaba herido. Tras ser atendido en el lugar por los sanitarios del centro de emergencias del 1-1-2 el joven ha sido trasladado en ambulancia del hospital Santos Reyes. Antes, la policía local le realizaba un control de alcoholemia dando positivo.

 

 

6 pruebas de alcoholemia y 15 de droga positivas en la provincia

Por su parte, la Guardia Civil del Subsector de Tráfico de Burgos ha realizado, durante el pasado fin de semana, un total de 641 pruebas de alcoholemia en la provincia de las que 6 resultaron positivas contabilizándose entre ellas 2 delitos contra la Seguridad Vial, por los que se instruyeron diligencias, en tanto que los otros 4 positivos restantes se saldaron con sendas denuncias administrativas.

Durante el mismo periodo de tiempo, 15 conductores han realizado la prueba de drogas y estupefacientes, resultando 7 casos positivos, por los que se tramitaron los correspondientes boletines de denuncia por infracción al Reglamento General de Circulación.

 

 

Perjuicios de conducir ebrio o con drogas

La ingesta de bebidas alcohólicas, así como la de drogas y sustancias tóxicas, influye en el conductor de un vehículo con la disminución de la capacidad sensorial, de reflejos y de atención en la conducción, desvirtuando la percepción de la realidad, determinando una conducción inapropiada y creando un concreto peligro para la vida propia y del resto de los usuarios de la vía, aumentando exponencialmente la posibilidad de sufrir un siniestro vial.

Estas conductas al volante pueden conllevar administrativamente hasta 1.000 € de sanción y penalmente podrán ser castigadas con la pena de prisión de tres a seis meses o con la de multa de seis a doce meses o con la de trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días, y, en cualquier caso, con la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.