Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

Cáritas recuerda que en la pandemia "se ha dejado de lado derechos de los niños"

Son 87 menores los que atiende la organización en Aranda

20/11/2020 8:50 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Cáritas Aranda trabaja en la actualidad con 87 menores y jóvenes a través del servicio que presta en los dos espacios con los que cuenta en la capital ribereña, en un local situado en el barrio de La Estación y en otro ubicado en las instalaciones de la iglesia de Santa Catalina. Y aunque apuntan que durante el confinamiento los centros se quedaron vacíos para atender de forma presencial a los usuarios, recuerdan que se trata de un servicio que “no ha parado, ya que supimos adaptar nuestra intervención a la nueva realidad que se nos presentaba”.

Para Mónica Martínez, responsable del programa a nivel provincial, los problemas más graves que han tenido que afrontar niños y adolescentes en riesgo de exclusión han sido “la falta de acceso a internet, la escasez de recursos tecnológicos, el desconocimiento y la falta de alfabetización digital de los menores y sus padres o las dificultades de los colegios para atender de forma más individualizada los casos más complejos”. Ante esta realidad, en Cáritas la actividad no se detuvo, sino que se adaptó, poniendo en marcha el seguimiento telefónico con los menores y sus familias, la entrega de material -deberes escolares, portátiles, tabletas- y la coordinación con los centros escolares. Además, subraya Martínez “la labor imprescindible de los voluntarios, que han tratado de seguir con su labor a pesar de las dificultades, cumpliendo las medidas de seguridad prescritas pero sin olvidarse en ningún momento de los que más ayuda necesitan”.

Desde el programa de Infancia, señalan que los menores “fueron los primeros en sufrir la interrupción en sus actividades, los últimos en poder salir a la calle, los primeros sospechosos de ser grandes contagiadores, y aquellos a los que se ha culpabilizado por no cumplir las normas”.

Con motivo de la celebración del Día Internacional de los Derechos de la Infancia que se celebra hoy, desde Cáritas se quiere hacer hincapié que durante esta pandemia “se ha dejado de lado el derecho a la educación, agravando todavía más la brecha educativa y digital que ya afectaba a las familias vulnerables; el derecho al juego, con el cierre de parques y actividades de ocio; el derecho a la prevención, al no contemplar recursos en los presupuestos ni ayudas específicas; el derecho a la protección, con familias que han padecido falta de trabajo, de alimentos, de suministros y, en algunos casos, un incremento en la violencia familiar”.

Imagen: Facebook Cáritas Aranda

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.