Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Aranda

El asesino de Benita Núñez no saldrá de la cárcel

El TSJCyL desestima su recurso y le hace pagar las costas

02/10/2018 15:14 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha desestimado el recurso de apelación interpuesto por el asesino de la arandina Benita Núñez en julio de 2016, Tomás Villalibre Mogrovejo, en el que pedía su absolución por vulneración de la presunción de inocencia. El criminal fue condenado a 25 años de prisión por el delito de asesinato y a seis meses por el delito de allanamiento de morada y una vez recibida la pena registró un recurso fundamentado “el quebrantamiento de normas y garantías procesarles causantes de indefensión, la vulneración de la presunción de inocencia y la infracción de ley” para evitar su condena por allanamiento de morada.

El Tribunal entiende que la alegación del quebrantamiento de normas y garantías al que aduce en el recurso se basa en no haber tenido en cuenta en el juicio varias pruebas, como las conversaciones telefónicas y a través de las redes sociales de los dos hijos del matrimonio y el acusado. “La condena por homicidio y no por asesinato, que es de lo que endefinitiva se trata, se predica en el primer motivo del recurso como consecuencia obligada de que los hechos probados no revelan la presencia de alevosía, la cual habría quedado desvirtuada por la discusión en cuyo transcurso se produjo el acometimiento”, señala la sentencia.

El recurso también contemplaba una posible “presunción de inocencia” al no existir allanamiento de morada.  Un punto que se desecha también por el TSJCyL fundamentándose en que “la víctima había prohibido formalmente la entrada en su domicilio al agresor”.

En cuanto a la inaplicación de la atenuante que se solicitaba amparándose en un trastorno mental transitorio”, la audiencia no encuentra que se tenga que modificar la pena porque “los hechos probados son intangibles” y al no existir pruebas de que existe esa enajenación se entiende que “toda persona es normal y está en el pleno uso de sus facultades”.

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.