Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

El hospital de Aranda amplía las visitas y abre la cafetería

Se establecen dos pases distintos dependiendo del paciente

02/11/2021 14:31 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

El regreso a la nueva normalidad sigue dando pasos en el hospital Santos Reyes de Aranda de Duero. Desde el día de hoy los familiares de las personas ingresadas disponen de más tiempo para visitar a los enfermos y, tras año y medio clausurada, se reabre la cafetería situada en la planta baja, junto a la entrada del centro sanitario.

Comienza así, explica el gerente del hospital Evaristo Arzalluz, un nuevo plan de contingencia a pesar de que a día de hoy todavía se encuentran ingresadas seis personas por COVID. De esta manera se establecen dos tipos de pases, uno azul y otro verde.

El primero de ellos, el azul, permitirá visitas de 12 a 13:30 horas por la mañana y de 18:30 a 20:30 horas por la tarde, ampliándose el horario que ha estado vigente hasta ayer. Hay una excepción, en el caso de los pacientes de UCI el horario no varía. Seguirá siendo de 11:30 a 12:30 y de 17 a 18 horas.

Por su parte, el pase verde lo podrán obtener aquellas familias con enfermos que necesitan una atención mayor y con él se permiten visitas durante las 24 horas del día.

Habrá un pase, bien azul o bien verde, por paciente. Y estos se podrán intercambiar entre diversos familiares. Eso sí, nunca podrá estar simultáneamente más de un familiar por paciente.

 

Situaciones especiales

El nuevo plan también tiene en cuenta las situaciones especiales: aquellos pacientes que son intervenidos o aquellos cuya previsión de fallecimiento es inminente.

Los familiares de los primeros, los que pasan por la sala de operaciones, podrán acudir cuando ingresen y esperar en la habitación hasta que el cirujano acuda a informar sobre el resultado de la intervención.

Los de los segundos podrán estar en el hospital siempre que sean familiares de primer grado (cónyuges, hijos y padres). Eso sí, sólo podrán entrar a ver al paciente de uno en uno “ el tiempo que decidan ellos y en el orden que decidan ellos mismos”, señala el gerente, indicando que en caso de COVID se les facilitará un equipo de protección.

Y previendo excepciones, las visitas en estos casos deberán ser autorizadas por la persona que supervise la unidad o la responsable en enfermería del paciente teniendo en cuenta el criterio médico en todo momento.

 

Consultas y urgencias

La variación también atañe a las consultas, donde el paciente podrá acudir acompañado de un familiar. También las consultas recuperan su horario pre-COVID.

Con respecto al servicio de urgencias, este no varía, ya que se ha decidido mantener los dos circuitos de entrada con refuerzos médicos los sábados y festivos.

 

Foto: Imagen de archivo del interior del hospital arandino. / BC

 

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.