Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Aranda

El Museo de Cerámica busca recuperar antigua obra arandina

Este centro de arte celebra este fin de semana el Día Internacional de los Museos

17/05/2018 13:27 | Raquel Carcedo
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

El Museo de Cerámica se encuentra realizando los trámites para poder recuperar obras creadas en Aranda que cuentan con más de un siglo de antigüedad. Se trata de la colección particular de un profesional del sector que reside en Barcelona y que, según relata Miguel Martínez Delso, director del museo, “tiene mucho interés en que vuelva aquí. Es un ceramólogo que ya ha participado en este museo con una exposición”.

Algunas de estas obras que ahora se pretenden devolver a su lugar de origen fueron creadas por Higinio Moreno, en su momento alcalde de Aranda “e impulsor de la alfarería con su taller”, señala Delso, añadiendo que “en Aranda ha sido muy importante la alfarería”. Muestra de ello es que “cuando empezamos con este museo, los vecinos nos traían sus obras porque las iban a tirar. Ahora, la actividad se ha revalorizado y ya hay coleccionistas que recogen cerámica tradicional”.

 

Fiesta de cumpleaños

Este centro de arte arandino, “uno de los más importantes que tenemos en España en cuanto a contenido”, según palabras de María Ángeles Marín, edil responsable de la Concejalía de Juventud, está ubicado en un entorno muy singular y recogido. A lo largo de este año se ha visto sometido a mejoras de ampliación, arreglo de tejados y colocación de un vallado exterior. Además, ahora cumple su mayoría de edad, por lo que, coincidiendo con el Día Internacional de los Museos, el Ayuntamiento de Aranda ha querido celebrarlo poniendo en marcha un amplio abanico de eventos que se desarrollarán a lo largo de todo el fin de semana.

Una de las más destacadas será la inauguración de la séptima creación colectiva por parte de los alumnos de la escuela. Las manos de más de cuarenta participantes han trabajado durante nueve meses para dar forma a un total de 660 cuencos blancos y negros -color que se ha conseguido gracias a que han sido expuestos al humo- que ahora descansan en un enorme soporte de cemento. “Aunque pesa unos ciento veinte kilos, es como una pluma. Era lo que se pretendía, que tuviera movimiento”, comenta Miguel Martínez Delso. “Estoy muy ilusionado con esta pieza, hemos dado un paso más en el museo gracias a la geometría y los efectos visuales de las sombras”, detalla el director, asegurando también que se trata esta de una pieza de “vanguardia que está mezclada con lo tradicional”.

 

 

Fotografía: María Ángeles Marín y Miguel Martínez Delso

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.