Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Aranda

El tesoro que podría albergar la antigua fábrica de muebles El Valenciano

Continúa la espera por el derribo del edificio

13/02/2018 15:20 | Raquel Carcedo
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Más de doce años después, la antigua fábrica de muebles El Valenciano de la calle San Juan de Aranda continúa sin derribarse. Todo ello, a pesar de los innumerables intentos por parte del Ayuntamiento de llevarlo a cabo.

Sin embargo, y a pesar de que los últimos desprendimientos acontecidos el pasado mes de diciembre agudizaran el proceso provocando que la Junta de Gobierno Local decidiera dar una última oportunidad a los propietarios del edificio, hay un hecho que parece dificultar estas labores de demolición.

Se trata del descubrimiento de un tramo de muralla medieval, cuya presencia se localizó en 2014 gracias a un registro del inmueble llevado a cabo por el Servicio Territorial de Cultura al hallarse el edificio en el área de influencia de la iglesia de San Juan. Este hecho provocó que toda actuación que se pretendiera realizar, por cualquiera de las partes, tuviera que estar dirigida por un técnico competente en arqueología con el fin de garantizar las evidencias de este tipo que se pudieran encontrar a mayores. Y para que pudiera realizarse de un modo óptimo, la Junta de Gobierno instó a los propietarios a que procedieran a la retirada de antigua maquinaria y enseres todavía presentes en el local provenientes de la actividad realizada años atrás.

En este escenario, de identificarse como uno de los tramos conservados de cerca, estos restos pasarían a adquirir el carácter de Bien de Interés Cultural, “en cumplimiento a lo dispuesto en el Decreto 22 de abril de 1949 sobre protección de los castillos españoles y, en consecuencia, cualquier actuación sobre los mismos deberá contar con la autorización de la Comisión Territorial de Patrimonio Cultural”, detalla el mencionado informe.

Este asunto, que había quedado paralizado desde 2014, fue retomado de nuevo el pasado mes de diciembre, cuando el Consistorio recibía una autorización judicial con la que poder proceder a la entrada en el inmueble y retirar así maquinaria y demás enseres para poder realizar la posterior demolición del mismo de manera subsidiaria.

Por el momento, queda pendiente conocer la decisión de los propietarios de la antigua casa y las actuaciones que adoptan al respecto de vaciar la construcción, pues se trata de un peligro para los viandantes que circulan por la zona y en la que los bomberos ya han efectuado múltiples actuaciones.

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.