Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Aranda

El Tribunal Supremo ratifica los 25 años y medio de cárcel para José Tomás Villalibre

Desestima la rebaja de pena solicitada por el asesino de Benita Núñez

16/04/2019 8:40 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

El Tribunal Supremo desestima la rebaja de pena a 15 años solicitada por el asesino de la arandina Benita Núñez y confirma los 25 años de cárcel a José Tomás Villalibre Mogrovejo por el asesinato de dos cuchilladas de su exmujer en la madrugada del 17 de julio de 2016 en el domicilio de la víctima en la capital ribereña. También ratifica 6 meses de prisión por delito de allanamiento de morada.

Fue el pasado mes de diciembre cuando el asesino de Benita acudía al TS para recurrir la sentencia que asimismo desestimaba el recurso de apelación que presentaba en el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León. El fallo se producía dos meses antes ratificando la sentencia que dictaba la Audiencia Provincial. El asesino pedía cumplir sólo 15 años de cárcel alegando nuevamente que la muerte de la víctima a causa de las puñaladas que le asestó Villalibre no supuso un asesinato, sino un homicidio alegando la existencia de una discusión entre los dos.

El alto tribunal confirma ahora que existió alevosía, una vez que el hombre acorraló a la víctima en la cocina de la casa. A continuación existió acometimiento sorpresivo con un cuchillo de grandes dimensiones. Y destaca al respecto el siguiente hecho probado por el jurado: “Consideramos sorpresivo el ataque porque el acusado, en un momento dado de la discusión, busca un cuchillo del cajón, lo coge y la acomete; ella grita pidiendo auxilio; él le tapa la boca generándole heridas y le asesta los ataques; lo único que ella puede hacer es intentar parar los ataques con las manos, momento en el que se producen las lesiones en las manos y en concreto la de agarre de la comisura del dedo pulgar con el índice”.

La sentencia considera al hombre autor de un delito de asesinato con alevosía y con las agravantes de parentesco y de cometer el delito por razón de género.

Los hechos probados señalan que el hombre entró con una llave que conservaba en el que había sido domicilio familiar, y que se había atribuido judicialmente a su mujer en el divorcio, y se sentó en el sofá del salón para esperar la llegada de Benita, cosa que ocurrió una vez pasadas las 02:00 horas del día 17 de Julio.

“Cuando llegó Benita a la vivienda se inició entre ella y José Tomás una discusión por el reparto de la propiedad de los bienes comunes del matrimonio, entre ellos de la vivienda indicada, reparto pendiente de ejecución tras haberse dictado la sentencia de divorcio. En un momento determinado de dicha discusión y estando los dos en la cocina del domicilio, José Tomás cogió de un cajón un cuchillo, con mango de madera de color marrón oscuro y hoja de un solo filo liso de 16'5 cros., y se dirigió hacia Benita, acometiéndole con el arma”, añadían los hechos.

“Benita, ante el ataque que estaba sufriendo, pidió auxilio, a la vez que pedía a su agresor "no, por favor; no, por favor; no me mates, no me mates". José Tomás Villalibre, para impedir que Benita siguiera pidiendo auxilio, le tapó la boca con su mano, logrando amortiguar sus gritos de petición de socorro y causándole con esa acción lesiones en los labios y las alas nasales de la mujer. Seguidamente, José Tomás Villalibre Mogrovejo, con el cuchillo que había cogido y que portaba en la mano derecha le asestó con fuerza dos cuchilladas en la zona infraclavicular izquierda y derecha respectivamente, desplomándose Benita al suelo y falleciendo de forma casi inmediata”, relata la sentencia de la Audiencia confirmada.

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.