Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Banner Sección

El TSJCyL confirma la sentencia de 7 años y medio a los acusados en la operación gasolina

A los dos procesados les queda la posibilidad de acudir al Tribunal Supremo

13/03/2020 10:22 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

De nada ha servido el recurso presentado por los abogados de los dos traficantes de droga que eran condenados a siete años y medio de cárcel por la Audiencia provincial. Una vez derivada la petición para la revisión del expediente por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, el resultado no ha sido sino la confirmación de la primera sentencia, por lo que los acusados deberán pagar las costas de esta segunda instancia.

Fueron nueve años de cárcel los que solicitaba la Fiscalía al iniciarse el juicio en la Audiencia provincial pero la resolución de este tribunal redujo la condena a  siete años y medio. Los dos hombres eran detenidos en Aranda de Duero en marzo de 2019 en la denominada Operación Gasolina y acusados de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas al encontrar en los bajos de un edificio de viviendas de la calle Pedro Sanz Abad 5 kilos de speed, 660 gramos de hachís y 74 de marihuana.

Se trata de dos hombres de nacionalidad española de 44 y 59 años que ya contaban con antecedentes por delito de tráfico de drogas y a las que se estaba investigando desde la Policía Nacional. Se detectaron indicios en uno de ellos de que pudiera estar dedicándose a la recepción y posterior venta de sulfato de anfetamina (speed), de alta peligrosidad para los jóvenes debido a sus graves efectos y al bajo coste que tiene su compra. Con este alijo de droga se calcula que se podrían haber efectuado 60.000 dosis para la venta.

Uno de los dos procesados se dedicaba a la guardia y custodia de la droga, que ocultaba en una lonja situada en los bajos de unas viviendas utilizados como garaje y como almacén. Por ello ningún vecino sospechó que en su interior se estaban ocultando estupefacientes. La droga la tomaba de manos del segundo detenido que era el que se encargaba de recepcionarla y trasladarla hasta este sitio. Una droga que, según fuentes policiales, no se fabrica en España, sino que llega sobre todo del Norte de África para su distribución por Europa, que es donde se produce su adulteramiento.

La detención se realizaba cuando el transportista iba a realizar la entrega de una importante cantidad de speed, y uno de los detenidos portaba una bolsa tipo “pollo” de sustancia estupefaciente de la parecer speed, así como una “bellota” de al parecer hachís, siendo lo que en el argot policial se conoce como “foto”, que vendría a ser una muestra de la sustancia que el detenido estaría ofreciendo a potenciales compradores de la droga que se encontraba guardada y custodiada en la lonja.

La policía nacional incautó otro tipo de objetos como equipos informáticos y electrónicos que iniciaron otra operación de la policía de Aranda, la denominada Abadía, que dio lugar a la recuperación de objetos de al menos 38 robos con fuerza cometidos en la capital ribereña entre los años 2006 y 2019.

De todas formas el proceso aún no está resuelto, puesto que cabe recurso de casación que sería derivado al Tribunal Supremo.

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.