Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

En los últimos 20 días 14 salidas de los bomberos han sido fuera de Aranda

Dejando el municipio sin servicio y con una plantilla que se siente maltratada

10/05/2021 14:06 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Ninguneados,  maltratados y quemados. Así aseguran sentirse los bomberos municipales de Aranda tras ver que se les está culpando de no haber querido renovar un convenio para el que el Ayuntamiento ha tenido más de un año para negociar sin haber convocado una sola reunión con sus representantes. Por la “dejadez” que aseguran que se está dando por parte del equipo de gobierno hacia este servicio piden la dimisión de la alcaldesa de Aranda, Raquel González, como responsable de personal y del concejal de Seguridad Ciudadana Fernando Chico.

A este último le lanzan una pregunta. “Él habla de que tenemos que hacer un triaje, que tenemos que priorizar, poniéndonos como malos profesionales y como que no sabemos lo que es priorizar en una emergencia. Lo sabemos perfectamente pero le pregunto ¿cómo se hace un triaje si estoy en un accidente de tráfico en Baños de Valdearados y se produce un incendio en cualquier colegio de Aranda?. Qué me diga cómo priorizo  esto estando a 20 kilómetros de Aranda y si tiene contestación para esa pregunta pido que le implementen en el servicio y le estaremos agradecidos”, puntualiza uno de los portavoces de los bomberos municipales.

Porque el problema que Aranda viene sufriendo desde principios de año es que el servicio de bomberos sólo cuenta con un equipo de 4 bomberos sin que exista una segunda dotación de retén con 3 profesionales que hasta finales de 2020 estaba las 24 horas del día localizado y en disposición de actuar en un segundo servicio. “No se puede permitir que el servicio esté olvidado y que la ciudadanía esté olvidada. Nosotros estamos en peligro, pero los ciudadanos también”, señalaban a  las puertas del Ayuntamiento arandino donde este lunes se han manifestado de una forma bastante llamativa, a golpe de ruido. “Pedimos perdón por las posibles molestias que estamos ocasionando a los ciudadanos, pero queremos informar a todo el pueblo de lo que está ocurriendo”, indican.

Y por si fuera poco enumeran una serie de carencias, como es el hecho de que no existe desde hace años un protocolo sobre procedimientos de intervención, que se está incumpliendo la normativa de humos y gases en las cocheras, que existe una falta de mantenimiento de vehículos de altura, que también se está dando una falta de mantenimiento en los equipos de protección respiratoria, que las instalaciones están sufriendo deterioro, que no hay señalización de las salidas de cocheras o que no se renueva el vestuario conforme a la normativa.

 

Representantes políticos y sindicales han apoyado la concentración de los bomberos realizada a las puertas del Ayuntamiento. / BC

 

“¿A qué juegan?”, se cuestionan, recordando otra cosa: que el servicio de extinción de incendios de Aranda es el peor remunerado de Castilla y León “y si fuera poco como premio al trabajo realizado en pandemia no nos reclasifican como al resto de compañeros”. Una reclasificación para la que a Junta dio dos años de plazo que ya ha expirado con el fin de pasar de la categoría C2 a la C1. “Aquí no ha habido ninguna negociación y seguimos siendo C2, y aunque creemos que esa subida se va a materializar en  mayo, lo cierto es que los 132 euros nos lo van a detraer de otro complemento”, comentan.

Los bomberos desmienten que hayan sido ellos los que no han querido firmar un convenio de retenes “para el que no se ha negociado en ningún momento”. Recuerdan que fue el 8 de mayo cuando se ha celebrado la primera, última y única reunión de mesa sectorial donde el Ayuntamiento informó que había habido un error en la transcripción del convenio aprobado en diciembre de 2018. “Pero esto ya no es un error de transcripción, es un engaño, porque si no es así lo hubieran arreglado en todo un año que han tenido”, señalan.

 

“Seguimos igual que hace 8 años”

Los bomberos recuerdan que hace ocho años buzoneaban en Aranda una hoja informando de unos problemas “que siguen siendo exactamente los mismos”. “Qué significa que no hay retén, que cuando se esté realizando una intervención en Aranda no se podrá hacer ninguna otra salida a un pueblo y que cuando  los bomberos que se encuentran de guardia estén en una salida fuera del término municipal Aranda no tendrá bomberos”, enumeran, recordando que este último caso se ha dado en los últimos 20 días en 14 ocasiones.

Y todo ello con menos bomberos que hace 8 años con plazas vacantes por jubilaciones y compañeros con bajas de larga duración.

Foto Noticia
 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.