Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Aranda

En peligro el futuro de los interinos municipales

El hecho de que UGT no haya retirado el recurso a la oferta de empleo continúa paralizando la contratación municipal

31/01/2018 14:33 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Son 22 los trabajadores interinos con que cuenta el Ayuntamiento de Aranda cuyo futuro laboral se encuentra ahora en situación de peligro si el juez decide admitir el recurso presentado por el sindicato UGT en el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, en el que además denuncia la oferta de empleo público hecha por el Consistorio.

Muchos de los trabajadores interinos llevan trabajando en departamentos municipales más de veinte años y está en manos de los tribunales continuar prestando su servicio o, por el contrario, recoger sus cosas y marcharse de su trabajo si no aprueban las plazas que están ocupando a través de un concurso oposición. Y si eso supone un perjuicio grande para ellos y para el propio Ayuntamiento, explica el concejal de Personal Emilio Berzosa, que al fin y al cabo vería en ello “un mal menor”, ya que la administración local se está exponiendo a que esas 22 plazas desaparezcan definitivamente obligando a volverlas a crear. Y es que la demanda interpuesta por UGT se ampara en el artículo  10.4 del estatuto Básico del Empleado Público, por el que se establece que todos los interinos de un Ayuntamiento se tienen que publicar dentro de la oferta de empleo público. “Eso indica que en un plazo de tres años como máximo la administración local debe convocar un examen para consolidar su plaza en las mismas condiciones que cualquier otra persona a través de concurso oposición. Si en estos tres años no ha habido examen se entiende que el Ayuntamiento da por amortizada la plaza y esta desaparece”, comenta el concejal del PP.

Hasta el pasado 23 de enero cabía la posibilidad de que todo quedase en un susto, ya que ese día finalizaba el plazo para que UGT pudiese retirar la demanda, algo que no se ha hecho desde el sindicato. A partir de ese momento el Ayuntamiento se ha puesto a trabajar para presentar la documentación necesaria con el fin de que el juez no admita el recurso. Y lo hace con una serie de informes municipales que avalan su petición, entendiendo que, “si bien la Junta de Personal está capacitada para denunciar la oferta de empleo público, no ocurre lo mismo con una federación sindical”. Berzosa explica que existe jurisprudencia al respecto con un caso aragonés donde se indica “que no son las personas las que tienen que denunciar, sino un órgano interno dentro del Ayuntamiento”.

Por tanto, sólo cabe por ahora esperar la pronunciación del juez, una espera que será bastante larga porque “en estos procesos judiciales las respuestas son lentas, entre 8 y 12 meses”, lo que se traduce en que también durante ese tiempo continuará paralizada, y ya lleva más de seis meses, la oferta de empleo público que afecta a 23 plazas municipales. Entre ellas de policías, bomberos, y de los departamentos de obras, gestión tributaria y tesorería.

 
1 Comentario
 
 
 
Usuario  
#1   el aguijon 02/02/2018 15:20:12
 
si las cosas este hay-untamiento las hiciera bien no tendrían recursos, que por cierto suelen perder siempre, mejor en su casa que cobrando para nada
 
 
 
 
 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.