Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

Funcionando el nuevo TAC en el Santos Reyes

Por el que se instaló de forma temporal han pasado 78 pacientes

25/11/2022 14:11 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Llegan buenas noticias en materia de Sanidad a la comarca ribereña, porque hoy es cuando ha comenzado a funcionar el nuevo aparato de tomografía computarizada (TAC). Un elemento que permite el examen diagnóstico por imágenes que ha supuesto una inversión de alrededor de medio millón de euros para el SACyL, por el que se espera que pasen anualmente en torno a 4.500 pacientes.

Gracias a este TAC de última generación se logran muchas mejoras. El tiempo de permanencia de un paciente en el interior del tubo será menor, pero sobre todo las mejoras van encaminadas a que las radiaciones que se emiten se reducirán a la mitad en términos generales, y que mejora ostensiblemente la definición de las imágenes. “Esto es especialmente importante en el caso del código ictus”, explica el gerente del hospital, Evaristo Arzalluz, quien añade que también dispone de inteligencia artificial gracias a la cual el TAC aprende en el diagnóstico de pacientes.

16 días son los que se han tardado en desmontar el anterior aparato y montar el nuevo hasta ponerlo en funcionamiento. Las pruebas a los primeros pacientes han estado revisadas por técnicos del servicio de radio física de Burgos, que han dado el visto bueno a su puesta en marcha para las citas normales.

Y mientras tanto, los arandinos y ribereños no nos hemos quedado desamparados en materia del escáner. Gracias al alquiler de un camión con un TAC portátil en su interior 78 pacientes han evitado tener que viajar a Burgos para pasar por la prueba. “Esa ha sido nuestra intención, evitar molestias y traslados”, señala el responsable del hospital comarcal, consciente de que el cambio de TAC va traducirse en una mejora de la calidad del servicio.

No es este el único cambio de escáner que se hace en el hospital arandino. En 1999 llegaba el primero, que diez años después se renovó. El tercero acaba de llegar y las esperanzas pasan porque sea este el que se traslade al futuro hospital cuando esté terminado sin quedarse obsoleto, lo que demostrará que no habrá que esperar muchos años para ello.

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.