Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Aranda

Guerra entre los clubes de tiro arandinos

Aumentada con la presencia de un documento que no coincide con las palabras de la misma persona que lo firma

30/01/2018 14:34 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

El funcionamiento del Club Deportivo de Tiro Olímpico ‘Alcotanes’ de Aranda de Duero no gusta mucho a siete de sus integrantes, que en 2016 decidieron dar el paso de formar su propio club de tiro bajo el nombre ‘Aranda de Duero’ para iniciar así sus propias actividades. El problema surge ahora porque se hace difícil la convivencia de los dos clubes -uno que cuenta con más de 40 años y otro que acaba de nacer-, en una parcela de propiedad municipal. Hasta el momento ese espacio está gestionado por el club Alcotanes gracias a un convenio que firma cada año con el Consistorio arandino, pero a partir de ahora la situación es distinta al dejar de existir ya un único club.

La primera “guerra” concierne a la utilización del polígono de tiro municipal ‘Andrés Cabestrero’, situado en el monte de La Calabaza. Los integrantes del nuevo club quieren utilizarlo para ejecutar entrenamientos de tiro al plato, una de las secciones de las que estaba constituida Los Alcotanes (la otra es de Tiro de precisión y avancarga). Para poder hacer uso de las instalaciones es necesario instalar una máquina de tiro al plato propiedad del nuevo club, y la intención era cambiar una que se encontraba en desuso por otra totalmente nueva. Pero para ello, según les explicaron desde la concejalía de Deportes, es necesario obtener los permisos asegurando que ese cambio cumple todas las normativas.

En ese punto se encuentra el proceso, que ahora choca con una situación algo kafkiana. Mientras que el club de tiro Aranda de Duero tiene en su poder un documento firmado por un responsable de la Guardia Civil donde se dice que es perfectamente legal el cambio de esa máquina de tiro al plato, el concejal de Deportes asegura que esa misma persona – la que firmó el documento-, acudió hace unos días al campo de tiro para conocer in situ la situación y aseguró “de forma verbal” que la instalación de la máquina no cumpliría la normativa porque es necesaria la ejecución de una serie de obras en el recinto.

La discusión por tanto está asegurada. Al último Pleno municipal acudía uno de los integrantes del nuevo club para poner de manifiesto su malestar por lo que está sucediendo, asegurando tener la percepción de que “se quiere ir en contra de nosotros”. Por su parte, el concejal de Deportes, Emilio Berzosa, asegura que eso no es cierto y que prueba de ello es que se ha solicitado a la aparejadora municipal un presupuesto para ejecutar las obras necesarias “para que puedan convivir los dos clubes”.

 

 
1 Comentario
 
 
 
Usuario  
#1   Zipepine 31/01/2018 2:20:51
 
Cómo diría Matías Prats: los dos clubes acabaron... A tiros...
 
 
 
 
 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.