Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

Investigado un ribereño por comercio ilegal de piezas de marfil

Intentó vender una talla de elefante realizada con marfil, y otro burgalés un buda del mismo material

26/01/2021 10:57 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

La Guardia Civil ha investigado a dos varones de 58 y 42 años de edad, este último vecino de la comarca ribereña, como presuntos autores de sendos delitos contra la Fauna y la Flora por comerciar de manera ilegal con marfil, al intentar vender dos piezas talladas con colmillos de elefantes africanos.

Se trata de una investigación que se remonta a 2018 y 2019 cuando el SEPRONA obtenía información, como resultado del “barrido” constante que efectúa la Unidad en la web, en búsqueda de irregularidades o ilícitos publicitados en páginas especializadas y de anuncios de compraventa, sobre la comercialización por parte de dos particulares distintos y sin relación de sendos objetos obtenidos a partir de su talla en marfil auténtico.

Las pesquisas practicadas llevaron hasta las piezas, una talla de un buda o netsuke (escultura en miniatura como pieza de artesanía originaria de Japón) y un elefante, que carecían de la debida documentación o del certificado de antigüedad emitido por un anticuario autorizado, que justificara la legal tenencia o comercialización dentro de la Unión Europea. El elefante era el que pretendía poner a la venta el ribereño.

 

A primera vista, los investigadores concluyeron que verdaderamente podría tratarse de piezas obtenidas a partir de su talla sobre marfil, por lo que fueron intervenidas y sometidas más tarde a pruebas para determinar su composición y también la especie animal de procedencia, así como su antigüedad u cualquier otro dato que pudiera determinar su origen.

Los resultados obtenidos a partir de la aplicación de las técnicas del Carbono 14 (para la datación) y de espectrometría Raman (diferencia la especie animal), confirman que se trata de marfil auténtico, procedente de los colmillos de elefantes africanos (Lexodonta africana) de ejemplares vivos, y ha sido datada su antigüedad en la segunda mitad de la década de los años cincuenta del pasado siglo XX.

 

Carecían de documentación

Para poseer este tipo de objetos es necesario contar con la preceptiva documentación que determina su lícito origen mediante el Certificado de Uso Intracomunitario que ampara su legal comercio dentro de la Unión Europea. Hay que recordar que el elefante africano (Lexodonta africana) se encuentra incluido en el listado de especies en peligro de extinción.

Aunque el resultado final de la mayoría de estos decomisos es su destrucción, las figuras que fueron intervenidas en su día se encuentran actualmente depositadas a disposición de las Autoridades competentes en la Jefatura del SEPRONA en Madrid, donde se ha solicitado que sean empleadas para la formación de especialistas.

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.