Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Banner Sección

¿Aranda está preparada para el coronavirus?

Las agencias de viajes son el sector más perjudicado pero todos coinciden en que la situación "se está notando" de una u otra forma

11/03/2020 12:39 | DR
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Sin lugar a dudas, el sector más afectado en Aranda con la crisis que está suscitando la propagación del coronavirus, como ocurre con el resto de España, es el de las agencias de viaje y el del alquiler de autobuses. En Diario de la Ribera hemos querido hacer un recorrido por diferentes sectores económicos de la ciudad para saber qué está pasando en el día a día, cómo les está afectando la situación y qué podría ocurrir si el problema va más y llega a comarca ribereña, que hasta el momento se ha librado al no contar por ahora con ninguna persona contagiada por el COVID-19.

 

Viajes

Los ingresos han bajado en un 100% llegando a la cifra de 0 € de caja en el sector de agencias de viaje. A ello habrá que restar las pérdidas que se contabilicen por posibles reclamaciones en un sector donde, según explica la gerente de la agencia Viajes Bayo, Leticia Bayo, “existe un vacío legal”. Todo ello en un momento en el que “los medios de comunicación están haciendo un daño tremendo” dando informaciones que en muchos casos no se corresponden con las que se lanzan desde las administraciones. Y entre estos medios incluye a la OCU “que nos está haciendo un daño tremendo”. “Hay un grado de histeria y mucha gente viene a cancelar viajes pidiendo que reembolsemos el dinero cuando no cuenta con un seguro para ello, cuando ha comprado vuelos que no son reembolsables y cuando no existe fuerza mayor para que se le pueda devolver”, explica, advirtiendo que a la hora de contratar o no un seguro “siempre informamos a nuestros clientes, pero son ellos los que toman la decisión de hacerlo o no y qué tipo de seguro quieren”.

“Nos sentimos desprotegidos”. Esa es la percepción de un sector que se encuentra a expensas en estos momentos de la comprensión de sus proveedores, que está intentando paliar el temporal como puede y que en la actualidad ocupa todos los esfuerzos, señala Bayo, en “intentar que nuestros clientes puedan recuperar todo lo que puedan”.

La cancelación de excursiones, viajes de intercambio y de fin de curso entre otros, también está provocando una gran merma en el alquiler de autobuses, también con un porcentaje similar de cancelaciones. Con unos trabajadores, los conductores, a los que hay que pagar su nómina sin poder generar ingresos.

 

Alimentación

Las largas colas que se creaban en el día de ayer en los hipermercados madrileños no corresponden a lo que está sucediendo en Aranda. Si bien la afluencia durante estos dos últimos días es mayor, aseguran desde este sector, lo asemejan al trabajo de un viernes, el segundo de los días de la semana con más afluencia de clientes.

Sí que se ha notado, no obstante, que los lineales de productos no perecederos como arroces, legumbres y pastas han sufrido un ligero aumento de ventas; como también ocurre con las latas y con, algo llamativo, con el papel higiénico.

La alimentación es lo que más preocupa a las personas y en ese sentido los responsables de los supermercados arandinos lanzan un mensaje de tranquilidad asegurando que el abastecimiento está asegurado porque  “desde hace meses se está teniendo en cuenta que pueda darse una situación grave”.

 

Farmacéutico

El número de arandinos que está acudiendo a las farmacias arandinas  con la intención de comprar mascarillas y geles ha aumentado sobre todo desde que el pasado lunes la Comunidad de Madrid estableciese medidas extraordinarias por el coronavirus que pasan por suspender la actividad docente, recomendar el teletrabajo y pedir a las personas mayores o con enfermedades crónicas que eviten salir a la calle.

La realidad es que las farmacias de la capital ribereña no cuentan desde hace meses ni con mascarillas, ni con geles desinfectantes. “Se nos ha acabado incluso el alcohol de 70 y de 90 grados”, afirma desde la farmacia Rosario Berdugo la farmacéutica adjunta Inés Brime. El primer foco del coronavirus que surgió en la ciudad china de Wuhan a finales de 2019 provocó que los ciudadanos chinos que viven en España comprasen masivamente estos productos para enviarlos a su país. Las farmacéuticas no dan abasto y, casualmente,  China es el principal proveedor de estos productos.

Desde la farmacia arandina aseguran que no es necesario el uso de geles ni de mascarillas en el día a día normal de los ciudadanos, sino que la recomendación para evitar contagios pasa por lavarse a menudo las manos con agua y con jabón, ya que son el principal vehículo de transmisión.

 

Residencias

Por el momento las residencias arandinas no tienen restringido el acceso de los familiares como está ocurriendo en la comunidad de Madrid. Pero teniendo en cuenta que nuestros mayores son los más proclives a padecer las consecuencias más graves del coronavirus algunos centros, como el de Ciudad del Bienestar, están restringiendo estas visitas. Si antes los familiares podían acudir a cualquier hora del día, el horario de acceso es desde ayer martes de dos horas y media por la mañana y de 3 horas por la tarde. “Siempre limitado a un familiar al día por residente y con una permanencia máxima de una hora”, explica el director del centro Mario Pérez.

También varía el acceso a la residencia, que es obligatoria por la sala de espera del centro sanitario con la obligación de realizar una limpieza de manos con gel hidroalcohólico. “Aún no hay justificación para medios más agresivos”, justifica.

 

Pequeño comercio

Los productos están llegando sin muchos problemas a las tiendas arandinas, aunque en algunos casos ha habido cambios con respecto al transporte. Lorena Velasco, de La Florería, explica que su principal proveedor de flores y plantas es valenciano, que compra a Holanda principalmente. “Nos han mandado un comunicado diciendo que será otra empresa la que se encargue de la paquetería a partir de ahora y que los comerciales trabajarán desde sus casas”, comenta.

Pero la incertidumbre por lo que pueda pasar está ahí para los pequeños autónomos y no saben lo que puede llegar a pasar si la situación se agrava. “Acaba de empezar el mes y en estas fechas siempre he trabajado bien, pero estoy notando que ahora no vendo absolutamente nada desde hace unos días”, comenta Velasco, quien asegura que la situación “está siendo bastante alarmista” y que mira hacia la Semana Santa con inquietud.

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.