Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Aranda

Jornada de huelga por un nuevo convenio para el sector de la ayuda a domicilio

Este afecta en Aranda a cincuenta trabajadoras, quienes atienden a 280 personas dependientes

09/07/2018 12:56 | Raquel Carcedo
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Las cincuenta trabajadoras del sector de ayuda a domicilio de Aranda, que asisten a un total de 280 personas dependientes, han secundado la huelga convocada para hoy por los sindicatos CCOO y UGT con el fin de acercar posturas con las dos patronales más representativas de esta área en lo referente a su convenio colectivo.

Tal y como indican desde las agrupaciones sindicales, las diversas reuniones que se han producido en los últimos días, incluso con el Servicio de Relaciones Laborales de Castilla y León, no han sido suficientes para llegar a un punto común. “En aras de intentar alcanzar un acuerdo se puso freno a las dos movilizaciones anteriormente previstas -18 y 21 de junio-, pero en esta oportunidad no hay vuelta atrás”, señalan los sindicatos. Y es que, “desde que en diciembre de 2016 se concluyera el último convenio, la parte empresarial solo busca reducir los derechos laborales y económicos de este colectivo”. Las dos patronales que están en la mesa de negociación, ACLEAD y ASADE, junto con la Federación de Construcción y Servicios de CCOO Castilla y León y la Federación de Empleados de Servicios Públicos de UGT de Castilla y León, llevan ya un tiempo negociando sin encontrar una salida a este problema.

 

 

Desde el pasado mes de enero “hay dificultades en la negociación del convenio que regula un sector especialmente vulnerable, que cuenta con horarios dificultosos por tener que trasladarse de un domicilio a otro y con salarios muy bajos”. “La patronal nos ofrece hasta 2020 una subida del 2,5% o bien del 2% más IPC. Además, nos quieren eliminar la paga de los tres primeros días de baja”, señalan las representantes de UGT y CCOO, Magdalena Calvo y Asunción Delgado, respectivamente, añadiendo que “pedimos un plus de desplazamiento desde nuestro domicilio hasta el primer puesto de trabajo y del último hasta nuestra casa otra vez”. De igual modo, solicitan una mayor cuota para los desplazamientos en vehículo, pues “el kilometraje lo teníamos 0,19 y lo queremos a 0,21 euros”.

Y es que, “la empresa nos comunica los servicios mínimos, que a nuestro entender son abusivos, sin ningún tipo de negociación. Y estas actuaciones tienen el beneplácito del Ayuntamiento, que es quien gestiona nuestros servicios”, apuntaban las trabajadoras al pie de la movilización que se ha desarrollado esta mañana frente al Consistorio de la capital ribereña.

 

Falta de control

Otro de los aspectos relevantes de este conflicto es, para los sindicatos, la falta de control y seguimiento de las condiciones de las adjudicaciones. “Rara vez, las mejoras que se apuntan se llevan a la práctica y como las administraciones locales y provinciales no hacen un seguimiento real de los servicios, al final lo pagan los propios trabajadores, que tienen una precariedad absoluta”, señalan desde el colectivo sindical.

Con el ánimo de incidir en esta presión, más de medio millar de trabajadoras del sector, así como delegados sindicales de estas organizaciones procedentes de toda la región castellano y leonesa, se congregaban el pasado 30 de mayo frente a las puertas de las Cortes Regionales de Castilla y León, en Valladolid. Una movilización que coincidía con el Pleno del Parlamento autonómico.

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.