Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Aranda

La Asociación de Padres de familia separados critica el ingreso en la cárcel de los tres exjugadores de la Arandina

Astorga y Ponferrada acogerán el viernes y el sábado dos concentraciones en apoyo a los deportistas

20/12/2017 15:06 | DR
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

La Asociación de Padres de familia separados de Burgos defiende la petición realizada en la plataforma Change.org en la que se pide la libertad incondicional para la presunción de inocencia de los tres jóvenes acusados de agredir sexualmente a una niña de 15 años en Aranda de Duero. Una entrada que a día de hoy cuenta con más de 2.600 firmas.

A través de un comunicado que ha hecho llegar a la redacción de Diario de la Ribera, el colectivo pone de manifiesto la pérdida por parte de los jóvenes de varios derechos constitucionales con motivo de su presunta culpabilidad.

Del mismo modo anuncia para el próximo sábado 23 de diciembre, a las 21 horas en la plaza Mayor de Astorga (León) una nueva convocatoria de manifestación para apoyar a estos jóvenes. También en Ponferrada está prevista para este viernes 22, a las 20:30 horas, una concentración en la plaza de la Encina.

 

La carta que emiten es la siguiente:

 

Me dirijo a Uds., hombres y mujeres, padres y madres, de Aranda de Duero, para exponerles la situación personal de tres jóvenes, que venidos de otras partes de la Comunidad Autónoma de Castilla y León, han defendido con honor y coraje la camiseta del Arandina y de esa población, Aranda de Duero.

Como Uds. saben, su situación actual supone la pérdida de varios derechos constitucionales: privados de libertad, expulsados de su trabajo, y su presunción de inocencia en entredicho. Esta dura situación afecta a cuatro familias de Castilla y León, y un montón de amigos y familiares. Denunciante y denunciados.

En modo alguno estas reflexiones suponen una crítica a decisiones que hayan podido tomar los profesionales de los cuerpos policiales o la Administración de Justicia. Sin embargo, mi crítica va a las personas ajenas a esos dos estamentos del Estado Español, que, sin conocer a estos tres muchachos, cuya carrera profesional y vida personal han quedado gravísimamente afectadas, han aconsejado denunciar, o que juzguen su situación actual como merecida, cuando aún no se han podido defender en un juicio público con todas las garantías.

Este escrito no es para faltar al respeto a la denuncia de una muchacha de quince años, pero ese respeto a sus declaraciones repetidas varias veces, antes varias personas, no me merecen más respeto que el respeto que tengo a la palabra de esos muchachos, que dicen que esa muchacha no dice la verdad.

No tengo que poner la mano en el fuego por ninguno de los cuatro, pero para mí la palabra de un hombre, de esos muchachos, me merece tanto respeto como las afirmaciones de esa chica. Siempre nos quedarán dudas de lo que pudo o no pudo pasar, pero esta noticia a nivel nacional ha sido tratada por diversos medios de comunicación con informaciones  diferentes, faltando a los legítimos derechos de esos muchachos.

Con mucha ligereza se ponen titulares, y se dan noticias:

“Clara Campoamor se persona en el caso contra los futbolistas por la agresión sexual a una menor”.

“La menor rechazó tener sexo con los tres futbolistas y ellos la agredieron, según la denuncia.” “La madre denuncia a futbolistas de la Arandina tras ver el móvil de la niña”.

Juzgados, sin juicio. Se oculta que lo han negado los denunciados durante varios días, y ahora resulta que no se aporta lo que la madre de la niña parece que jura y perjura que vio en el móvil de la niña (visto en la prensa). Cosas como éstas es el trato que están sufriendo tres ciudadanos, en teoría bajo el paraguas y protección de la Constitución Española.

Pero hombres y mujeres de Aranda de Duero (Burgos), el problema que tienen estos tres muchachos lo tienen todos los hombres de Aranda de Duero (Burgos). Si esa chica, u otras, o cualquier mujer, os acusa de lo mismo, tendrían el mismo trato. Me dirán Uds., si yo no he hecho nada, ¿pero es que Uds. están seguros de que lo han hecho esos muchachos?”.

Firma: Jesús Ayala Carcedo.

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.