Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Aranda

La Junta formula el informe ambiental de la modificación del PGOU para los terrenos del nuevo hospital

Previa consulta de las condiciones y singularidades del lugar con ocho entidades diferentes

17/05/2018 10:53 | Raquel Carcedo
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

La corporación municipal aprobaba el pasado mes de enero la modificación del Plan General de Ordenación Urbana -PGOU- en lo relativo a los terrenos del nuevo hospital, quedando así pendiente de la decisión que pudiera tomar la Junta de Castilla y León al respecto.

En este sentido, la Administración regional ha dado a conocer que desde la Consejería de Fomento y Medio Ambiente se ha formulado el informe ambiental estratégico de dicha modificación. Y es que, tal y como se indica en la publicación del Boletín Oficial de la Comunidad de hoy jueves, “de acuerdo a la Ley de Evaluación Ambiental, este tipo de actuaciones deben ser sometidas a evaluación ambiental estratégica con el fin de determinar que no tengan efectos significativos sobre el medio ambiente”.

Es por ello que previo a la formulación del informe ambiental estratégico, el órgano ha realizado consultas a las entidades afectadas, como la Confederación Hidrográfica del Duero, la Dirección General de Patrimonio Cultural, la Agencia de Protección Civil, el Servicio Territorial de Medio Ambiente de Burgos, la Subdelegación del Gobierno en Burgos, la Demarcación de Carreteras del Estado en Castilla y León Oriental, la Diputación Provincial y Ecologistas en Acción.

Si bien es cierto que todas ellas han dado luz verde a este paso, la Confederación Hidrográfica del Duero, ha recordado que “para la realización de cualquier obra que pueda afectar a un cauce público o que pueda estar situada en la zona de policía, como es el caso, se deberá solicitar autorización administrativa previa al organismo de cuenca”, advirtiendo también que “se advierte que se deberán respetar los cinco metros de la zona de servidumbre o, en su caso, tramitar la correspondiente modificación de servidumbre”.

Por su parte, el Servicio Territorial de Medio Ambiente de Burgos indica que “próximas o en el ámbito de la modificación puntual discurren dos vías afectadas, una de ellas, la Vereda de Soria, parcialmente incluida”. Asimismo, pone de manifiesto que “dado que las vías pecuarias son bienes demaniales, propiedad de la Comunidad de Castilla y León, están protegidas por la Ley de vías pecuarias”. En consecuencia, y como la Vereda de Soria posee una anchura legal de 20,89 metros y desborda la anchura de la calle que se asienta sobre ella, “en la anchura afectada no se deberían construir edificios u obstáculos que interrumpan su continuidad, más allá de los viales necesarios”.

 

“No deben existir problemas ambientales significativos”

Así, como conclusiones, la Junta ha señalado que “todos los informes recibidos de las Administraciones públicas afectadas permiten deducir que no deben existir problemas ambientales significativos relacionados con la modificación puntual y que no existirá una afección indirecta sobre elementos con figuras de protección ambiental. Tampoco resulta significativa la medida en que el plan establece un marco para proyectos y otras actividades con respecto a la ubicación, la naturaleza, las dimensiones, las condiciones de funcionamiento o mediante la asignación de recursos”.

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.