Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Aranda

La oposición pide de forma unánime más participación

El decreto que se aprobaba para aprobar más expedientes a base de decretos elimina la transparencia en el Ayuntamiento, afirma la oposición

29/12/2017 9:24 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

El equipo de gobierno del PP en Aranda, más concretamente la alcaldesa que lo dirige, ha terminado el año recibiendo un toque de atención por parte del resto de grupos municipales por las formas que utiliza para aprobar muchos de los asuntos del Ayuntamiento, siendo aprobados a través de decretos de alcaldía o de la Junta de gobierno sin haberlos llevado antes a comisiones de gobierno o juntas de portavoces para la valoración o las aportaciones de la oposición. Una medida que se tomaba desde hace un año, con la resolución del decreto 1403/2016 por la cual algunas competencias que delegaban hasta ese momento en la Junta de gobierno local dejaron de serlo para poder ser aprobadas directamente a través de un decreto de alcaldía. Se trata de otorgamientos de licencia de obras menores, la cesión de apertura de establecimientos, la disposición de gastos de hasta 12.000 euros, la aprobación y tramitación de expedientes de contratación de hasta 100.000 euros para contratos de obras y 36.000 euros para el resto de contratos, la adjudicación de contratos de hasta 12.000 euros y la resolución de los expedientes sancionadores referidos al incumplimiento de ordenanzas municipales cuando la sanción propuesta sea calificada como leve.

Y este toque de atención ha llegado en el último Pleno municipal, en el punto en el que se trataba la moción presentada por el PSOE para que el funcionamiento municipal volviese a realizarse como antes de firmarse ese decreto. La alcaldesa de Aranda, Raquel González, respaldaba el decreto firmado en su día señalando que así se conseguía mayor agilidad a la hora de tramitar los expedientes; pero los grupos de la oposición no lo ven así, sino que por el contrario aseguran que “no vemos más celeridad, ni eficacia, sino que se ha hurtado participación y debate a los grupos “, señalaba la portavoz socialista Mar Alcalde.

Enmienda para echar atrás la moción

El equipo de gobierno intentaba dar marcha atrás a la moción socialista con una enmienda a la totalidad que llegaba junto con un informe municipal que respaldaba la eliminación del contenido del punto advirtiendo que  “de adoptarse el acuerdo se estaría cuestionando la competencia de alcaldía”, ya que el pleno tiene facultades para variarlas, sino tan solo los legisladores autonómico y nacional. La enmienda fue rechazada gracias a los votos de PSOE, SSPA, IU y UPyD; y las abstenciones de RAP y C’s. Por tanto, se dio paso a la votación de la moción del PSOE, que contó con los votos a favor de los grupos PSOE (5), SSPA (2), C’s (2) y UPyD (1); en contra del PP (7); y las abstenciones de RAP (2)y IU (2).

Comisiones vacías de contenido

Desde el PSOE se asegura que “han vaciado de contenido las comisiones informativas y la junta de gobierno gobernando a base de decreto y a los concejales se nos remite al turno de ruegos y preguntas a los plenos, ¿qué nos diferencia del resto de ciudadanos que también pueden hacer las preguntas así?”, peguntaba Mar Alcalde, señalando que la intención de la alcaldesa es que “seamos convidados de piedra”.

Desde SSPA, su edil Mario Martín recordaba que “hay temas que por el hecho de ir a comisión se han podido corregir errores y se han mejorado. Sabemos cuando acaban los contratos y podemos planificar las licitaciones para que salgan a tiempo y pasen comisiones para su debate”, comentaba.

Eusebio Martín lanzaba un guante al equipo de gobierno cuando proponía dejar sobre la mesa tanto la moción como la enmienda para “sentarse inmediatamente a hablar y ponernos de acuerdo para agilizar los trámites municipales garantizando la participación de los grupos”, anunciaba el portavoz, continuando diciendo que “compartimos la filosofía de la propuesta socialista, pero no podemos ir en contra de una ley”, señalaba el portavoz de RAP.

El representante de Ciudadanos, Francisco Martín Hontoria, aseguraba que el equipo de gobierno “nos ha dejado descolocados a todos” con la presentación de una enmienda de la que nada se sabía. También calificaba como negativa la actuación del equipo de gobierno. “Las últimas medidas de operatividad han situado al control muy por debajo de los deseables. Si suprimimos la parte en la que la oposición hace su labor mal vamos. Si sólo tenemos la palabra en el turno de ruegos y preguntas, y además tenemos que ir a la caza del expediente a toro pasado,  ¿cómo podemos aportar, corregir o fiscalizar si ya están aprobados?”, indicaba Martín Hontoria.

Jonathan Gete, de IU, criticaba la Ley que permite la delegación de funciones en la alcaldía y la calificaba como “injusta para el gobierno local”, dejando al resto de ediles sin medio de aportar nada en los expedientes.

Y Javier Ávila, concejal de UPyD, aseguraba que no se trata de pedir “atribuciones que no nos corresponden, sino de fiscalizar, informarnos y mejorar si llega al caso”. Para él, el hecho de que los expedientes se lleven a las comisiones informativas “no entorpece la labor del equipo de gobierno”.

 

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.