Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

"La realidad virtual puede enseñar a trabajadores sin que exista un riesgo real de accidente"

La arandina Inés Miguel Alonso ha logrado la segunda mejor nota de España del Ministerio de Universidades

06/11/2022 7:50 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Inés Miguel Alonso es una joven arandina de 23 años. Estudió en Burgos el grado de Comunicación Audiovisual y su director de Trabajo de Fin de Grado (Andrés Bustillo Iglesias) le propuso hacer el doctorado bajo su batuta. Tras finalizar el máster en Comunicación y Desarrollo Multimedia ha comenzado su tesis. Con ella nos sentamos hoy para saber qué hace este talento arandino.

-  Has logrado la segunda mejor nota de España del Ministerio de Universidades. ¿Qué supone eso en tu trayectoria profesional?

- Para el desarrollo de mi tesis es una gran oportunidad. Para obtener la Mención del Doctorado Internacional es obligatorio realizar estancias en dos países durante tres meses. La Formación de Profesorado Universitario facilita los trámites para que los doctorandos podamos vivir allí mientras colaboramos con otras universidades en relación a nuestro trabajo de investigación. Además, da facilidades para presentar este trabajo en congresos y, así, poder dar difusión a nuestra investigación. También nos financia los tres o cuatro años que dura la realización de nuestro trabajo.

- ¿Cómo te sientes al haberlo conseguido?

- Personalmente, me siento agradecida de que hayan valorado tanto el trabajo de tesis que planteamos desde el grupo de Investigación Admirable del que formo parte.

- Una ayuda que te permite realizar el doctorado. ¿En qué se centra tu trabajo y dónde lo desarrollas?

- Desarrollo mi tesis en el departamento de Ingeniería Informática de la Universidad de Burgos, dentro del equipo de Investigación Admirable. Mi tesis se titula “Aprendizaje en entornos de Realidad Virtual inmersiva colaborativa altamente sensorizados para la reducción de riesgos laborales en entornos industriales” y la dirige Andrés Bustillo. Este trabajo sigue la línea de la tesis realizada por David Checa dentro del mismo grupo de investigación. Su trabajo consistía en el desarrollo de las primeras aplicaciones en Realidad Virtual para la industria de Burgos. Estas aplicaciones permiten a los trabajadores de industria entrenar sus conocimientos y habilidades, especialmente las de Prevención de Riesgos Laborales. Sin embargo, de estas primeras aplicaciones han surgido obstáculos que interfieren el aprendizaje y entrenamiento óptimos de los usuarios. Por tanto, mi tesis pretende identificar con precisión esos problemas y plantear soluciones claras a los mismos.

- ¿Obstáculos de qué tipo?

- Tras un año de tesis, el primero de los problemas identificados ha sido el novelty effect. Este es una respuesta natural del ser humano, en este caso, a la primera vez que entra al mundo de Realidad Virtual. Este efecto limita el aprendizaje en experiencias educativas en Realidad Virtual. Esto se debe a que lo que hará el usuario, al ponerse las gafas de Realidad Virtual por primera vez, será concentrarse en cómo funcionan los mandos de Realidad Virtual, cómo interactuar con los objetos…, en vez de centrar su atención en las tareas educativas. Localizado este problema, la solución propuesta es un tutorial en Realidad Virtual, donde el usuario puede experimentar en el entorno y familiarizarse antes de que comience la experiencia educativa. De ese modo, sabrá cómo se usan los mandos y podrá concentrarse en las tareas de aprendizaje.

- ¿Qué objetivo tiene tu trabajo de investigación?

- El objetivo de mi tesis es optimizar las aplicaciones educativas y de entrenamiento que ya fueron desarrolladas por David Checa para su tesis (“PC Virtual Lab” y “GrúaRV”. La optimización tiene como finalidad potenciar el aprendizaje en estas aplicaciones. Para ello, se aplica con la integración de la Inteligencia Artificial en las aplicaciones. La Inteligencia Artificial es capaz de adaptar la dificultad y ritmo de formación al usuario, analizando su comportamiento a través de sensores (por ejemplo, medición de pulsaciones, sudoración de la piel…). Estas emociones se clasifican, dado que no todas afectan de la misma manera, como el nerviosismo que conduce a cometer errores, el estrés lleva a paralizar a ciertos usuarios, etc. Estos ejemplos también se están desarrollando en los proyectos ACIS y RISKREAL de los que parte del equipo son investigadores del grupo de Investigación Admirable.

 

 

- ¿En qué beneficiará a las empresas?

- El objetivo de esta optimización es ofrecer a las empresas y trabajadores un método que sirva para la formación y entrenamiento en casos reales con las ventajas de ahorro de costes, personalización de las experiencias y eliminación de riesgos y accidentes que sucederían en la vida real. Además, se aplica a educación para potenciar el aprendizaje de ciertas lecciones.

- ¿Opinas que hasta el momento se le ha sacado poco partido a la realidad virtual relegándolo al tema juegos?

- Hasta hace unos años siempre se había visto a los videojuegos en general como puro entretenimiento. Ahora se los ve como un gran recurso educativo, ya que los alumnos los encuentran mucho más atractivos y agradables que los métodos de enseñanza tradicionales. Con la llegada de la Realidad Virtual, no sólo se aplica a la educación, sino también al entrenamiento. De manera más realista que los clásicos videojuegos, los alumnos y operarios de fábricas pueden practicar determinadas tareas en ambientes de riesgo sin que exista realmente y sin tener físicamente el material necesario como un ordenador de sobremesa por alumno para desmontar.

- ¿Qué ofrece la realidad virtual?

- Otro mundo; traslada al usuario a un entorno con que sólo se ponga las gafas de Realidad Virtual. Allí el usuario puede interactuar con los objetos, escuchar los sonidos que le rodean y moverse con libertad. Si la Realidad Virtual se aplica a educación, los alumnos aprenderán en un ambiente nuevo y pueden poner en práctica lo que hayan aprendido en clase, como montar un ordenador, sin que se requiera tener todas las piezas en la vida real. Esto abarata los costes de material. Lo mismo sucede en industria. Muchas veces los operarios de fábricas han de realizar operaciones complicadas como en el manejo de cierta mercancía en una fábrica. La Realidad Virtual permite haberlo practicado antes y ver qué errores pueden surgir, cuánto tiempo se tarda, si hay que tomar alguna medida de seguridad… Esto enseña a los trabajadores medidas de seguridad y el protocolo a seguir sin que exista un riesgo real de accidente.

- Pretendes incorporar sensores biométricos a estas experiencias de Realidad Virtual. ¿Qué significa eso y para qué sirven?

- Los sensores biométricos sirven para identificar comportamientos de las personas. Estos se utilizarán para retroalimentar las experiencias en Realidad Virtual. Por ejemplo, obteniendo las pulsaciones de la persona, la aplicación en Realidad Virtual podrá saber si el usuario está nervioso. Una vez conocida esta emoción, la Inteligencia Artificial se encargará de responder a ella, pudiendo bajar el ritmo de la formación, facilitando la prueba de entrenamiento e incluso guardando esos datos para realizar una evaluación de la situación una vez finalizada la prueba.

- Hablemos ahora de la investigación a nivel general. ¿Opinas qué en España se está dejando marchar a muchos investigadores por falta de inversiones?

- En mi entorno no, dado que pertenecer a un buen grupo de investigación facilita la investigación. Sin embargo, en general, España potencia poco la ciencia en el país. Conozco gente que ha salido de España para realizar la estancia de su doctorado y, una vez acabado, se han vuelto allí. Además, en comparación con otros países, escalar posiciones en el ámbito universitario resulta más complejo y no está tan bien valorado.

- ¿Te planteas viajar fuera para trabajar una vez que consigas el doctorado?

- Me gustaría salir de España para colaborar con otras Universidades. Otros países ofrecen más posibilidades en cuanto a la aplicación de la tecnología se refiere. Pero mi idea es volver una vez haya progresado en la investigación.

- Ahora vayamos a Aranda. ¿Crees que podrías desarrollar tu profesión aquí?

- En cuanto a la investigación, resulta complicado al carecer de medios suficientes y, además, dependo de la Universidad. Sin embargo, se puede colaborar con empresas que validen las aplicaciones y la optimización realizada para seguir mejorando el trabajo. En cuanto a la docencia, una vez leída la tesis se pueden dar cursos de formación a los centros educativos que estén interesados en aplicar la Realidad Virtual a sus clases. Así que, de manera resumida, se puede desarrollar mi profesión, pero de manera temporal.

- De tus amigos y las personas que estudiaron contigo, ¿cuántos trabajan en la Ribera del Duero?

- Actualmente, dos de mis compañeros de la carrera (Bruno Rodríguez y Henar Guillén, también arandina) se encuentran realizando sus tesis en el mismo equipo de investigación del que formo parte. Sin embargo, la mayoría de mis compañeros se encuentran estudiando o trabajando fuera de la Ribera del Duero.

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.