Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

La subasta de obras

Los remanentes priorizan los Jardines de Don Diego, pero todavía queda en el aire la Avenida de Castilla y las deficiencias en Moratín y Avenida de Burgos

14/10/2019 7:30 | SUSANA GUTIÉRREZ
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

La propuesta de remanentes despierta el debate de nuevo sobre las mayores necesidades en cuanto a obras que tiene la ciudad. En ella, aparece una partida de 200.000 euros para un concurso de ideas, proyecto y dirección de obra para la rehabilitación integral de los Jardines de Don Diego. Desde luego, es una necesidad urgente, ya llega tarde y, más allá de la obra, también abrirá el debate de qué zona hay que peatonalizar, porque en los últimos quince años hemos visto propuestas de todo tipo, para cortar al tráfico alguna de las tres vías que tiene esa plaza arandina. Una zona que conserva una imagen estilo ‘Cuentáme’, con un diseño totalmente obsoleto, en un estado pésimo y con un monumento al ilustre que da nombre a la plaza que ha sufrido el paso del tiempo, los vandalismos y los parcheados. Sumergirte en esos jardines te hace retrotraerte a momentos bastante lejanos.

Hace unos meses, en el pasado mandato, se adjudicó una obra de mejora en las calles San Gregorio y Plaza de la Virgencilla, que también iba a conllevar una prueba de cambio en el tráfico rodado. De esta manera, nos contaron que San Gregorio iba a cambiar de sentido, los primeros números de Sol de las Moreras se iba a poder transitar solo en sentido Santa Catalina y se iba a peatonalizar la vía donde actualmente se encuentran los taxis. Pues bien, las obras han pasado sin pena ni gloria, ni tan siquiera se perciben y de la prueba de cambio de tráfico ya nadie habla. Parece que el nuevo concejal de Protección Ciudadana, Fernando Chico, no es partidario de la misma y, de momento, el asunto está paralizado.

Con la propuesta de inversión en los jardines se deja entrever que esta obra, que necesitará una partida millonaria, será una prioridad para el Ayuntamiento de Aranda.  Y ello, a la vez, abre otras dudas… En los presupuestos de 2019, esos que se deben de ejecutar antes del 31 de diciembre, había una partida de 700.000 euros para comenzar con la reforma de la Avenida de Castilla, de la que nada se sabe y, de momento, ahí está en estado de congelación. Se trata del tercero de los proyectos de obra que se encargaron como prioritarios hace cuatro años, además de la Avenida de Burgos y la calle Moratín y aledañas. El presupuesto estimado para esta reforma de la Avenida de Castilla se fija en 1,9 millones de euros, por lo tanto, faltaría todavía más de un millón. El presupuesto es finito y no muy florido en cuanto a inversiones… ¿Habrá para todos?

También llama la atención en la propuesta de remanentes la partida de 25.000 euros para encargar el proyecto de la segunda fase de remodelación de la Avenida de Burgos. El tramo que va desde la iglesia hasta la salida al cuartel de la Guardia Civil. Viendo como ha quedado la primera fase y que, a pesar de que muy a menudo hay problemas en el paso debido a la estrechez, nadie ha entonado el mea culpa ni se ha sonrojado. Habrá que esperar para saber si en la segunda fase se sigue el mismo diseño, porque, visto  lo visto, son capaces… Y ya para terminar un recorrido por todas las obras, todavía nos queda ver el final de Moratin y aledañas. De momento, lo que vemos es que se ha cortado al tráfico María Pacheco y los atascos en la Avenida de El Ferial se multiplican con colas que llegan hasta Las Eras. Pero parece que no tienen prisa porque se cumplan los plazos y nos tenemos que conformar con la multa diaria por no cumplir que se le impone a la constructora. Los que gobiernan pasan del tema de puntillas, dando a entender que con ellos no va la cosa. También en esas calles del barrio Ferial Bañuelos, que llevan levantadas desde principios de año, además de los percances que están sufriendo por los trabajos, entre los vecinos hay un temor a lo que va a venir y es que la falta de aparcamiento va a ser un problema eterno.

Para terminar y cambiando de tema, ya estamos como cada cuatro años con la negociación del convenido de bomberos con la Diputación Provincial de Burgos. Todo apunta a que la Diputación nos quiere seguir pagando con “un abrazo” las salidas a municipios fuera de convenio, que son muchos. El ente provincial, en la actualidad, apenas financia el 10% del coste global del parque de bomberos arandinos y amparándose en el deber de auxilio, interés general y solidaridad, mira hacia otro lado. Apostando y manteniendo, además, parques de bomberos voluntarios que, en muchos casos, no cuentan ni con medios personales ni materiales para dar un servicio tan importante. Diputación y Ayuntamiento comparten 100% colores políticos, PP y Ciudadanos tendrán que demostrar si son capaces de plantarse ante los suyos y sacar el convenio que nos merecemos los arandinos y ribereños. O por el contrario, seguimos trabajando por abrazos.

 
1 Comentario
 
 
 
Usuario  
#1   Castizo 14/10/2019 16:32:48
 
fjrigjwwe9r5comentariosNoticias:comentario
Me parece bien. Mejor no meterse en más obras ni en pruebas de tráfico hasta que se acaben las obras actuales. Bastante jaleo de tráfico sufrimos ya y necesitamos un largo descanso.

Que se dediquen a los proyectos ahora y las próximas obras por favor que vayan de una en una.
 
 
 
 
 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.