"Lo primero que haremos es convocar una mesa sectorial de la construcción para modificar un PGOU que va a nacer obsoleto"

Hablamos con el candidato del PSOE para Aranda sobre urbanismo y barrios

09/03/2023 8:12 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Con la lista socialista para las próximas elecciones municipales de Aranda de Duero completa, abordamos con el candidato del PSOE, Ildefonso Sanz, los temas de urbanismo.

- Comencemos por al PGOU, ¿qué se ha hecho mal para llegar a dónde estamos?

- Es una historia muy larga, porque todo empezó en el año 2012. En ese momento se debatió y, por primera vez en la historia de Aranda, en 2014  todos los grupos políticos apoyamos su aprobación por unanimidad. Eso fue durante el primer mandato de estos tres seguidos que lleva Raquel González como alcaldesa de Aranda y hasta 2019 estuvo el documento guardado en un cajón. Cuando lo sacaron fue cuando se enteraron de que en 2014 no se habían hecho las cosas bien porque no se había publicado en uno de los periódicos de mayor tirada. Tela que después de cinco años después se enteren de eso... Eso provocó que a finales de 2019 tuviera que llevarse de nuevo a Pleno para revocar el PGOU a 2014 y que en 2020 se tuviese que volver a llevar por segunda vez la aprobación inicial.

- Pero la cosa no quedó ahí…

- Para nada. Se comprometieron a que en tres meses iban a llevar la aprobación inicial y no lo hicieron hasta un año y medio después. Y para colmo resulta que una vez aprobada lo envían a la Junta, que es la administración que tiene que dar la aprobación definitiva, y nos contesta tres meses después que no está bien. En realidad son simplezas lo que hay que variar, pero el caso es que a día de hoy seguimos sin tener plan general. Nos dicen que ya está, que ya está, que ya está, pero el PGOU no llega ninguna comisión ni al pleno para probarlo. Es una situación de incompetencia y de dejadez porque en 10 años tenía que haber estado aprobado y requeté aprobado.

- En la primera ocasión, en 2014, el PSOE vota a favor, pero en 2020 lo hizo en contra. ¿Cuál fue el motivo?

- Porque es un PGOU que ya está obsoleto antes de aprobarse. Cuando nos llevan a pleno esa aprobación inicial en 2021 se trata del mismo documento que se redactó en 2014 para una ciudad que ya no tiene prácticamente nada que ver con la que había entonces la situación se repite las cosas pero Aranda había cambiado en esos años en 2021 aprobación inicial. Pero no lo decimos nosotros, que en materia de construcción somos unos profanos. Lo dicen lo que los que se dedican a ello, el sector de arquitectos, las empresas de construcción o las inmobiliarias. Todos dicen que nace (cuando nazca) totalmente obsoleto.

- ¿Cuál es el planteamiento del PSOE en este aspecto?

- Lo tenemos muy claro, si llegamos a entrar en el Ayuntamiento de Aranda porque tengamos la confianza de los ciudadanos lo primero que haremos es convocar una mesa sectorial de la construcción donde todos los que se dedican a ese tema, junto con los técnicos municipales y los políticos, veamos las necesidades reales. Porque no podemos hacer un plan general de espaldas a la ciudadanía y no se trata de ir haciendo parches. Necesitamos  hacer las modificaciones a ser posible todas juntas e incluir lo que creamos que es mejor para Aranda. Nosotros tenemos nuestra idea, pero no queremos imponerla, porque creemos que hay que sentarse, hablar y consensuar.

- Pero la mesa de construcción ya está creada…

- Sí, se creó en su día, se convocó una reunión y ahí se acabó todo. No puedes tener una mesa de la construcción que no se reúna con la construcción, no puedes tener una mesa de hostelería que no se reúna con la hostelería, una mesa del comercio que no se reúna con el comercio o una de diálogo social que no se convoca.  En el Ayuntamiento se ha estado haciendo todo últimamente a través del “yoísmo”. Han hecho y deshecho lo que han querido sin consultar nada. Y no sólo con los grupos políticos, sino con la sociedad civil que es la que de verdad sabe por dónde deben ir los cauces.

- Otro problema en materia de urbanismo pasa porque las licencias se piden pero no se tramitan…

- Queremos dejar claro, lo primero de todo, que no sabemos lo que está ocurriendo en la oficina de obras, porque nadie nos cuenta lo que está pasando. Hay un oscurantismo total por parte del equipo de gobierno. No entendemos qué es lo que están haciendo los políticos ni cómo se está dirigiendo la oficina de urbanismo. No es normal que lleven dos años sin haber dado una licencia de obra, no es normal que se nos hayan ido como mínimo dos empresas que iban a crear unos 50 puestos de trabajo cada una de ellas por qué no han sido capaces de acelerar unos procesos o de hacer unas modificaciones del plan general muy puntuales para que se pudieran implantar en Aranda.

- ¿Cuál es su propuesta si logran gobernar?

- Si logro ser alcalde llevaría yo directamente durante los primeros meses la concejalía de Urbanismo para ver directamente qué es lo que está ocurriendo allí y tomar las medidas oportunas. No olvidemos que la ley marca que en tres meses se tiene que haber contestado a una solicitud de licencia y no se está haciendo. No podemos permitir que haya gente que tenga que desistir de hacer su obra porque en dos años no le han contestado. Nos proponemos la meta de que como máximo sea en seis meses. Si hay que meter más personal se meterá, si hay que reorganizar la oficina se tendrá que hacer, pero para eso necesitamos entrar y ver lo que ocurre.

- Vayamos a los barrios. Demandan más esfuerzo para solucionar los problemas del día a día.

-Aunque nos pueda parecer trivial eso es lo más importante para la mayoría de las personas, el día a día de su vida ordinaria y cotidiana. Nuestra propuesta es la creación de una brigada de obras que se dedique sólo y exclusivamente a eso, a las necesidades pequeñas de los barrios.  Si se rompe una baldosa hoy tiene que estar cambiada mañana mismo, si se rompe un banco se tiene que cambiar rápidamente, y si hay suciedad se tiene que mandar limpiar en el acto.

- ¿En todos los barrios?

- Desde luego, y por igual. Aranda no sólo es el centro, se compone de barrios y todos necesitan la misma atención. Y necesitamos una brigada de obras únicamente dedicada al mantenimiento.  La brigada de servicios de ahora se dedica a cargar, descargar, a poner o quitar escenarios…, y mientras que están haciendo todo eso no hacen otras cosas.

Pero vamos más allá, porque no tenemos que hacer lo que nosotros queramos, sino lo que las personas necesitan. Por eso planteamos la celebración de asambleas ciudadanas en los barrios donde puedan ir todos los ciudadanos que quieran y poner sobre la mesa las necesidades reales de su día a día. Queremos dar la cara y no sólo en campaña electoral.

-¿Es posible que el Ayuntamiento pueda contratar una obra y que se cumpla en tiempo y forma?

- No sólo se puede hacer, sino que se debe hacer. El problema muchas veces radica en que la mayoría de los pliegos que se hacen desde el Ayuntamiento lo que más se valora es la partida económica y creo que eso es un gravísimo error. Si lo licitas por cinco es porque debería costar eso, para eso se valora antes. Y si una empresa llega y dice que te lo hace por tres y tú valoras más la cuestión económica, en vez de los plazos o el personal que va a estar trabajan,  la experiencia nos demuestra que hay problemas.

Las empresas acaban buscando su triquiñuela para llegar a las cinco una vez que ya se ha adjudicado. Que si los tubos de fibrocemento están más altos de lo que parecía, que si por aquí pasa una tubería que no me esperaba…  Al final lo que ocurre es que piden un modificado,  paralizan la obra y hasta que no se aprueba el modificado no continúa. Eso nos está pasando en la avenida Portugal o en la avenida de Castilla, por ejemplo.

Creemos que la intención cuando haces una obra no es de ahorrarte dinero. Aunque sea algo que hay que tener en cuenta, la forma que está teniendo este equipo de gobierno de funcionar con bajas temerarias no es la adecuada. Si dejas un margen en algunos casos casi ha llegado al 50 por ciento ellos saben que hay un margen muy grande hasta el precio de licitación y van buscando sus propios intereses, como es legítimo. Pero el Ayuntamiento tiene que defender que se haga la obra por los plazos y por el dinero que se ha establecido. Al final se están gastando lo mismo que el precio de licitación pero alargando las obras.

-El plan de movilidad aprobado recientemente plantea 50 kilómetros de carriles bici en una red en Aranda. ¿Es Aranda una ciudad donde bicicletas, VMP y vehículos pueden convivir?

-Debería poderse y yo creo que se puede. Hace más de 12 años, cuando gobernábamos, nosotros hicimos el plan director de la bicicleta. Si se hace bien se puede, pero lo que no se puede hacer es no hacer nada en 12 años y sacar ahora un plan de movilidad porque el gobierno les ha dado unos fondos, pero sin mucha intención de cumplirlo. Sólo hay que ver que la agenda urbana dice que hay que poner autobuses eléctricos y lo primero que hacen es comprar autobuses diesel, dice que tienes que hacer carriles bici unidos porque tiene que ser una red, y  los que se hacen empiezan y acaban en la misma calle.

Después está el fomento del uso de la bicicleta, porque si en Aranda en vez de ir 10 personas en bicicleta hubiese 80 o 100 seguro que la convivencia con los vehículos iba a ser otra. Era el objetivo que nosotros teníamos cuando sacamos las bicicletas a la calle, pusimos 100 bicicletas en cinco puntos estratégicos de la ciudad para que se pudiera coger una bicicleta en Santa Catalina, dejarla en el Polígono Residencial y después cogerla allí y dejarla en el industrial. En el momento que haya muchas bicicletas en la calle el tráfico se va a reducir y se va a ralentizar.

- Hablemos de la ronda interna…

- No es nada nuevo decir que la ronda interna de Aranda es prioritario. Llevamos años poniendo la ronda interna como prioridad. Lo intentamos en el año 2021 con proponiendo que 5 de  los 7 millones de remanentes fueran para esa infraestructura.  Todos los grupos votaron en contra, tanto los que gobernaban como los que estaban en la oposición. En el año 2022 volvimos a intentarlo. Nos volvieron a decir que no.

- Otra necesidad que dejaron patente es la del cambio de la tubería de agua potable desde Tubilla del Lago a Aranda.

- Es algo que propusimos incluso antes que la ronda interna. Llevamos años sabiendo que cuando hay lluvias intensas entre Tubilla y Aranda por algún sitio se filtra el agua con barro. Esas tuberías son muy antiguas,  la mayoría son de cemento unidas con cemento. Hay grietas y cuando llueve poco no se nota, pero cuando llueve mucho el barro se filtra. Llega al depósito Virgen de las Viñas el agua turbia, es necesario vaciar el depósito y lo único que te queda casi es esperar a que deje de llover para volver a echar otra vez agua.

- Terminemos la entrevista con el nuevo hospital y el urbanismo sobre la mesa.

- No es normal lo que está ocurriendo. No es posible que la junta de Castilla y León haya adjudicado unas obras para reconducir el gas y modificar las torretas de la luz, haya pedido licencia al Ayuntamiento para ello y que el Ayuntamiento no se lo dé para que puedan empezar. Ahora nos vienen a contar que se han enterado de que el agua que viene del cerro de los perros pasa por mitad de la parcela, algo que parece una broma. Lo cierto es que desde el Ayuntamiento se está frenando el inicio de las obras del hospital y les pedimos que, por favor, den licencia de obra al hospital, que les dejen a ellos trabajar en lo suyo. Porque lo único que hay que hacer es después es un bypass a la altura de donde acaba la urbanización Campsa y derivarlo a la rotonda de Berruguete. Es algo perfectamente compatible y es necesario que en la zona del hospital comiencen a trabajar.