Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Aranda

Los familiares advierten que sus mayores "pasan hambre"

Con el nuevo servicio de comida a domicilio y piden una solución

28/09/2018 9:10 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Familiares de personas beneficiarias del servicio de comida a domicilio acudían al salón de Plenos de Aranda de Duero para mostrar su malestar por el “mal cambio” que se ha hecho desde el Ayuntamiento contratando a una empresa para servir la comida a los usuarios del servicio la comida con bandejas de línea fría, produciendo una variación que no ha gustado nada. Si antes los usuarios recibían diariamente la comida lista para comer en bandejas que se recogían al día siguiente, ahora lo hacen dos o una vez a la semana llenando la nevera de bandejas cubiertas de plástico para todos los días.

El grupo municipal de IU intentó que se abordase el tema en la sesión plenaria a través de una moción de urgencia que presentó, pero el quórum del hemiciclo no fue el suficiente para incluirlo como punto a tratar entendiendo que no había lugar a la urgencia. Mientras que los concejales de IU, PSOE y SSPA defendían su debate, el resto de ediles se abstuvieron no logrando los votos necesarios.

Pero el tema no se obvió en el apartado de ruegos y preguntas por parte de los socialistas que pidieron “más humanidad” al equipo de gobierno y reflejaron que el hecho de que la comida llegue diariamente también es positivo para la socialización de los mayores. Pero sobre todo llegó a su punto álgido gracias a la presencia de varias hijas de usuarios del servicio, que dejaron patente, bandeja de comida en mano, su insatisfacción. “Es incomible y no se puede consentir”, abogaba una de ellas asegurando la tristeza con la que sus padres se enfrentan a la hora de la comida cada día. “Cuando se presenta el momento de comer están hundidos, tenéis la obligación (dirigiéndose al equipo de gobierno) de acercaros a cualquiera de los comedores o a algún domicilio y probar una bandeja”, señalaba.

Otra afectada explicaba que ante la falta de sabor y calidad de la comida “con un primero y un segundo con guarnición de patatas” su madre se iba “como puede” al supermercado para comprar comida rápida como fiambre. “Como puede” porque muchos mayores, apuntaban, tienen muchas dificultades para salir de sus casas por falta de movilidad o porque no disponen de ascensor.

A ello se añade la dificultad en que muchos mayores se encuentran para discernir qué bandejas deben utilizar cada día en una nevera “repleta de ellas” para poder llevar una comida equilibrada. “Esto no es humanidad, dejen de tirarse los trastos a la cabeza (refiriéndose a los miembros de la corporación) y hablemos para buscar una solución”, reclamaban las mujeres.

 

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.