Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Aranda

Más de 300 firmas contra el nuevo servicio de comida a domicilio

IU propone la remunicipalización del servicio

27/09/2018 9:35 | DR
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Y lo hace  a través de una moción de urgencia para que sea tratado este punto en el Pleno ordinario que tiene lugar hoy mismo, a partir de las ocho y media de la tarde, señalando que esta puede ser la solución a la línea fría recientemente implantada. Y es que sólo han pasado dos meses desde la implantación de la línea fría, señalan desde la agrupación municipal de IU,  y ya son casi 300  las firmas recogidas por las personas usuarias de este servicio contra el cambio en las condiciones de prestación.

Aseguran que las personas usuarias de este servicio han visto, en gran medida, una merma en la calidad de la prestación, pasando de recibir en sus viviendas comida caliente y casera diariamente, en el que se podía escoger entre varios platos a una o dos visitas semanales donde se les entrega comida industrial envuelta en plásticos no reutilizables y con una calidad pésima. Afirman que estas nuevas condiciones han provocado más de media docena de bajas.

Este motivo es el que ha llevado al grupo municipal de IU-EQUO a intentar solucionar el problema a través de algo que llevan reclamando mucho tiempo en cuanto a la prestación de los servicios públicos, la remunicipalización. Creen que esta es la mejor manera de volver a la anterior fórmula de línea caliente ante la imposibilidad, según argumentan técnicos y el concejal de Acción Social, de que las empresas presten el servicio en línea caliente.

El Ayuntamiento cuenta con una cocina preparada con todo lo necesario para cocinar estos menús en el centro de personas jubiladas de Santa Catalina, electrodomésticos, menaje de cocina, bandejas transportadoras, etc. Por lo tanto, aseguran, que el gasto en inversión para la prestación de este servicio de una manera pública, más democrática y de calidad, se reduce a la compra de un vehículo para el transporte, los gastos que pudiera llevar la creación de una empresa pública de servicios y gastos menores que se pudieran ocasionar.

Desde esta formación creen que con esta remunicipalización el mantenimiento del servicio con línea caliente, como se venía realizando, estaría más cerca de su consecución, “no sólo recuperar la calidad anterior justifica el rescate de este servicio público privatizado, consumir alimentos de proximidad, comprar en el comercio de barrio o la creación de puestos de trabajo de calidad son razones suficientes para remunicipalizar este servicio” asevera el portavoz Jonathan Gete.

 

El concejal de Acción Social explica la situación

Ante este descontento, el concejal de Acción Social Máximo López ha querido explicar lo que ha ocurrido con este servicio que finalizó el pasado mes de julio  “por deseo expreso de la persona que había resultado adjudicataria del anterior pliego” y aunque se revisaron los precios no se consiguió que la empresa cambiara de opinión.

Así las cosas, se llevó  a cabo una consulta con otras empresas para ver si estaban dispuestas a asumir dicho servicio en las mismas condiciones de “línea caliente”, pero amparándose en que la normativa cada vez es más estricta por el riesgo de intoxicación alimentaria se negaron. “Es algo evidente en este tipo de servicios, máxime cuando en la mayoría de los casos estamos ante personas de avanzada edad, que padecen enfermedades crónicas, falta de defensas y que cualquier intoxicación podría tener fatales consecuencias. Para tal fin se ha tenido en cuenta los protocolos e innovaciones introducidas en los ayuntamientos de nuestro entorno geográfico para este mismo servicio. El único municipio que presta el servicio como se estaba haciendo en Aranda es Soria y se va a cambiar. Igualmente en los colegios de la comunidad se ha ido cambiando progresivamente de un sistema a otro”, comenta el edil popular.

Por todo ello se optó por el sistema de línea fría, un cambio que ha derivado en algunas quejas “fundamentalmente en el Comedor de Santa Catalina”. “Después de hablar con la empresa que asumió de forma urgente el servicio se llegó al acuerdo de modificar ciertos menús y algunos platos fueron cambiados. A partir de ese momento los usuarios de este comedor manifestaron cierta mejoría”, apunta López.

Desde el Ayuntamiento arandino se ha llevado a cabo a inicios de esta semana una encuesta de satisfacción entre 85 usuarios por parte de los propios trabajadores de Acción Social. De las 85 respuestas recibidas el 77,4% valoran de 3 a 5 (en un baremo del 1 al 5) el servicio. De ellos 14 personas han presentado una queja durante este mes, casi todas ellas porque la comida no tiene sabor, no esta buena o no le gusta. Una vez analizada se ha observado que “en líneas generales la mayoría de los usuarios están conformes”, aunque desde el Ayuntamiento afirman que “se va a estar atento”.

En el mes de agosto en el centro Intergeneracional se han servido 409 comidas, 413 en el de Santa Catalina y 1.749 a domicilio.

 

 
1 Comentario
 
 
 
Usuario  
#1   OTERO 27/09/2018 11:44:31
 
Es lamentable y la eterna cantinela del PP, y su equipo de gobierno.Es un desastre lo que se esta haciedo con la gente mayor y menos favorecida y que imperiosamente necesitan que se atienda sus necesidades alimenticias. Una pena que ellos no tengan este problema , pues da la sensacion que estan en la luna , solamente estan de acuerdo en gastar y comprometer gastos que ellos no van a poder hacer dado que no disponen del capital y solo por quedar bien para las elecciobes ,No es de estrañar que la gente diga barbaridades de los partidos politicos , desalmados y faltos de sensitividad .
 
 
 
 
 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.