Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Aranda

Pediatras rotatorios

Sacyl pretende obligar a pediatras de urgencia del HUBU suplir las deficiencias de Aranda

23/10/2018 10:09 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Una chapuza. Con estas palabras califica el delegado sindical de CSIF y pediatra del Hospital Universitario de Burgos (HUBU), Pablo Oyagüez, el movimiento de ficha que la Consejería de Salud ha iniciado para paliar la falta de pediatras en Aranda. Los seis pediatras que trabajan en el área de urgencias del HUBU han recibido la propuesta ‘unilateral’ de aceptar viajar por turnos a la capital ribereña para salvar las necesidades del servicio de pediatría. En estos momentos la necesidad más acuciante es en el centro de Salud Norte donde sólo se mantiene con una profesional una de las tres plazas que hay, a lo que se suma una vacante en el hospital Santos Reyes y, todo apunta, una nueva vacante en el centro de Salud Sur donde está prevista la marcha de una de las dos pediatras que trabajan allí.

Se trata, comenta Oyagüez, de “un absoluto parche” que se quiere poner desde la administración regional, obligando, sí o sí, a que los facultativos del HUBU vayan rotando para acudir a Aranda. “Al final para las familias va a ser una consulta de urgencias, a días, sin continuidad en las revisiones de los niños, que es la esencia de la pediatría”, comenta el delegado, quien añade que la Junta además se está aprovechando de los pediatras que hacen guardia en el HUBU “poniéndoles contra la pared amenazándoles de que si no aceptan los contratos no se van a renovar”. “Al final no sólo no va a haber pediatras en Aranda, sino que se van a  marchar del HUBU y de Burgos”, señala Oyagüez advirtiendo que ellos ya cuentan con un contrato precario a diferencia de otros médicos.

Ante la pregunta de si sería una solución la propuesta realizada desde el servicio de pediatría del Santos Reyes ofreciéndose a formar a médicos de familia para que presten servicio en las consultas de Pediatría, Oyagüez señala que, personalmente, no lo ve así. “Si es que tampoco hay médicos de familia”, advierte, señalando que se trata de una solución “poco operativa” y que no revertiría de forma positiva en los niños y niñas como así se señala desde la asociación de profesionales de Pediatría cuando indica que la mejora que se está dando en la salud de los niños se debe a que son seguidos por su pediatra. “Formar a médicos de familia sería un parche temporal solo”, comenta.

 

Imagen: HUBU / psoeburgos.es

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.