Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

Piden un itinerario peatonal accesible para salvar las escaleras de Miranda do Douro

El procurador del común advierte de que este no existe por más que diga que sí el Ayuntamiento

25/11/2022 8:24 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

El procurador del común de Castilla y León vuelve a poner en entredicho al Ayuntamiento de Aranda de Duero en materia de accesibilidad. Si bien existen unas escaleras para acceder a los locales y viviendas de los números 5, 7 y 9 de la calle Miranda de Douro, no se facilita el acceso a estos a las personas que van en silla de ruedas, por ejemplo. Porque las escaleras permiten comunicar espacios a diferente altura, pero también es necesario un itinerario accesible y sin elementos que para algunos ciudadanos son insalvables. A él se ha dirigido un ciudadano, Antonio María Montes, denunciando esta situación.

Ha sido el procurador del común el que se ha puesto en contacto con la administración local para conocer qué recorrido propone para el acceso a estos puntos y en el informe técnico presentado desde Aranda se indica la existencia de dos itinerarios alternativos: el primero a través de un acceso en los soportales, ubicado en el número 1 de la calle. El segundo, desde el pasaje Primo de Rivera.

 

 

El problema viene dado cuando se comprueba que ninguno de los dos accesos es accesible. Comenzando por el de la calle Miranda de Douro, existe un escalón peatonal que es imposible de salvar en una silla de ruedas, tal y como se mostró al procurador del común.

 

 

El otro acceso propuesto por el Consistorio, con entrada por el pasaje Primo de Rivera, implica salvar una pendiente de entre un 10 y un 20% que la convierte en inaccesible (la normativa está en 6%), y se suma el hecho de que las aceras para realizar este itinerario cuentan con barreras arquitectónicas que impiden o dificultan su utilización a las personas con discapacidad.

 

 

Desde la oficina del Procurador del Común reclaman, por tanto, al Ayuntamiento de Aranda, la garantía de un acceso accesible real. Bien mediante la instalación de una rampa en el lado de las escaleras o, en caso de que no fuera viable, algo que indican desde el propio Ayuntamiento esgrimiendo que no hay espacio suficiente,  instalando algún elemento mecánico de elevación o eliminando las barreras existentes en los dos itinerarios peatonales alternativos que propone el propio Ayuntamiento.

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.