Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Banner Sección

Premio para el huerto escolar del instituto El Empecinado

Un proyecto en el que trabajan los estudiantes de FP Básica

07/06/2022 9:14 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

La Fundación María Jesús Soto ya ha dado a conocer el nombre de los proyectos premiados en el concurso ‘Cuidemos nuestro planeta’ y uno de ellos es el que ha presentado la profesora María Martín de Blas del instituto público El Empecinado de Aranda de Duero centrado en la creación de un huerto escolar.

Se trata de un concurso educativo para docentes, que ha tenido en cuenta el planteamiento de El Empecinado, creando dentro del centro un huerto ecológico con la finalidad de que el alumnado de Formación Profesional Básica pudiera realizar en él la materia de ciencias aplicadas impartida por María Martín.

Explica la profesora que se inició con la creación de bancales por parte de los estudiantes “pero los conejos se comieron la primera plantación”. Por ello, el proyecto fue más allá con la instalación de un invernadero “con el que hemos conseguido ya cultivar sin problemas”.

Son una decena de jóvenes los que cursan FP Básica en el instituto arandino y un día a la semana ponen todo su esfuerzo en el huerto. “Ellos mismos se reparten el trabajo por grupos y lo están sacando adelante”, comenta María Martín, señalando que hay alumnos que están muy motivados con el proyecto.

 

 

No sólo se trata de conocer cómo se trabaja en un huerto, sino que la idea va acompañada de un programa de alimentación saludable. Son los propios alumnos los que se reparten los frutos de su trabajo y se encargan de elaborar platos dándolos a conocer en el aula. Así, ya han obtenido lechugas, coliflores, calabacines y acelgas. También fresas, guisantes, cebollas zanahorias, berenjenas, lombardas y cebollas. Y están ya creciendo tomates y pimientos.

Un proyecto que cumple con los objetivos del concurso, dando a conocer los objetivos de desarrollo sostenible a los jóvenes. El premio consiste en una formación para los docentes. También los profesores reciben un lote de libros publicados por la Fundación, algo que también recibe la biblioteca del centro. Y el resto de docentes podrán utilizar la suscripción a la plataforma de juegos, recursos y actividades de educación financiera básica.

Todo ello gracias a una iniciativa que tendrá continuidad, asegura la profesora. Para el curso que viene se quiere contar con riego automático y una compostera, que permitirá a más alumnos a seguir formándose.

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.