Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Aranda

RAP: "Sonorama no puede volver a celebrarse en el recinto ferial"

Señalan que el equipo de gobierno no tiene excusa para no poner en marcha el proyecto del Picón

17/08/2018 13:28 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Así de contundentes se muestran los dos concejales del partido de renovación Arandina Progresista en el Ayuntamiento de Aranda de Duero. Sergio Ortega y Eusebio Martín afirman que en la edición que acaba de finalizar ha quedado demostrado que el espacio “se ha quedado pequeño” y aseguran que el equipo de gobierno “no tiene excusa” para lograr que en 2019 el espacio cercano al recinto de El Picón ya se pueda utilizar para acoger este evento, que ha conseguido en la última edición acoger a 100.000 personas durante cuatro días. “No se puede volver a celebrar en el recinto ferial, el sábado se demostró que ese recinto se ha quedado pequeño y el RAP ha aprobado un dinero para que ni el Sonorama, ni la concentración motera, ni barracas, ni otro tipo de actividades que congregan a muchas personas se tengan que  celebrar en el recinto ferial”, manifiesta Sergio Ortega, refiriéndose a la partida que están dispuestos a aprobar para el arreglo del Picón.

Porque el proyecto va más allá y no sólo se limita a dar acogida al Sonorama, sino también a los distintos eventos que cuentan con muchos participantes y que se suceden a lo largo del año, a los acontecimientos que pudieran llegar a la capital ribereña, y al disfrute de ese espacio por todos los ciudadanos el resto del año con la infraestructura necesaria para utilizarlo como zona recreativa.

El anteproyecto está hecho, y precisamente ha sido Art de Troya, la asociación que se encarga de organizar Sonorama, la que ha costeado su elaboración. Esto es algo inaudito para el RAP, desde donde no se entiende que no haya sido el Ayuntamiento el que haya corrido con los gastos al tratarse de un lugar municipal para el uso de los arandinos. “Lo han presentado y corren con el riesgo de la dirección de obra”, comenta Martín, quien reconoce que el hecho de que de ello se haya encargado un colectivo con mucha experiencia en la organización de eventos “ nos asegura que vamos a contar con un recinto con una infraestructura montada en previsión de todo lo que allí se pueda hacer”.

 

La puesta en marcha del Picón permitirá, señalan, que trabajadores municipales como los que prestan servicio en la brigada de Obras “puedan encargarse de las cosas que debieran estar haciendo como reparar baches y arreglar aceras en vez de tener que estar ocupando todo su tiempo en montar y desmontar escenarios”.

 

 

Piedras en el camino

 

También desde el RAP han mostrado su malestar por lo que consideran “piedras en el camino” que compañeros del equipo de gobierno le han puesto a Azucena Esteban –persona que durante todo el festival ha ejercido el papel de alcaldesa en funciones en el Ayuntamiento de Aranda-. A ella le reconocen que “ha tenido que tomar una serie de decisiones valientes y de última hora a pesar de que no ha contado con la colaboración de sus compañeros”, pero critican que a un proyecto que se presenta en el mes de enero por Art de Troya se le exija cambios de última hora. Ponen como ejemplo que dos días antes del inicio se hayan solicitado planes de evacuación de las vías públicas. “No nos parece mal que se pidan, pero horas antes de inicio del festival como ha ocurrido”, indica Sergio Ortega.

A ello se une el hecho de que este tipo de planes “nunca se han hecho” y entiende que desde el Ayuntamiento “nos tendríamos que aplicar el cuento” y hacerlos para eventos organizados desde la propia administración local.

Las críticas del grupo municipal del RAP se dirigen sobre todo al concejal de Seguridad Ciudadana Máximo López, acusándole de “pasividad”. No entienden que convocase una Junta de Seguridad Ciudadana tres días antes del inicio del festival, como tampoco comprenden que se opusiese a firmar la autorización para el lanzamiento de elementos pirotécnicos que cumplían la normativa. “Existe gente que quiere Sonorama y gente que no, y nosotros decimos claro que sí que lo queremos”, comenta Ortega.

 

Otro ejemplo de varapalo al Sonorama, prosiguen, es que un trabajador municipal se negase a dejar las llaves del Centro de Arte Joven para dejar allí material necesario para el evento. “Este tipo de humillaciones son los que han recibido los miembros de Art de Troya por parte de algunas personas y de algunos concejales, y quien ha tirado del carro ha sido la alcaldesa en funciones”, señalan.

A pesar de todo, aplauden el resultado del festival y lanzan su felicitación a Art de Troya,  a los cuerpos seguridad de la policía nacional, local y guardia civil; así como a los voluntarios de protección civil y Cruz Roja y a todos los que han colaborado de una forma u otra.

 

 
1 Comentario
 
 
 
Usuario  
#1   jimmykaos 20/08/2018 3:00:10
 
No sacáis ni un concejal las próximas elecciones
 
 
 
 
 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.
 
ÚLTIMAS NOTICIAS