Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Aranda

Retirada la condición de funcionario para el exprofesor arandino acusado de 組rooming'

La Audiencia le imponía recientemente una pena de siete años y medio de prisión

29/05/2018 15:21 | Raquel Carcedo
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Con el objeto de ejecutar la sentencia y a propuesta de la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León, el exprofesor del colegio público Santa Catalina de Aranda acusado de cometer ‘grooming’ -estrategias que un adulto desarrolla para ganarse la confianza de un menor a través de Internet con el fin de obtener concesiones de índole sexual- ha perdido su condición de funcionario de carrera del Cuerpo de Maestros.

Los hechos que han llevado a esta situación ocurrían en 2015, cuando el detenido creó varios perfiles falsos en las redes sociales con el objetivo de ganarse la confianza de los menores víctimas y exigirles fotos de contenido sexual, chantajeándoles con la difusión de las mismas.

Tal y como informábamos recientemente en Diario de la Ribera, la Audiencia imponía siete años y medio de cárcel para J.A.G.B., tutor de tercer ciclo de Primaria en el centro arandino en el momento de la denuncia. El propio acusado reconocía en el juicio que creó perfiles falsos en la red social Facebook haciéndose pasar por mujeres, e instó a que los dos alumnos, que contaban con doce y catorce años, le enviasen fotografías.

La investigación se inició en mayo de 2015 tras una denuncia que la madre de uno de los niños interpuso en la comisaría de Policía de la capital ribereña y en la que relató que había notado comportamientos extraños en su hijo. Según declaró entonces, el menor estaba manteniendo contactos a través de una red social con otras personas y tenía la sensación de que el joven le ocultaba algo. Las investigaciones policiales determinaron que alguien estaba utilizando dos perfiles distintos, desde los que se hacía pasar por niñas menores, y mediante los que instaba a la víctima a enviar fotos y vídeos de contenido sexual. A medida que el menor iba enviando este tipo de material se incrementaba la exigencia para que enviara más imágenes con mayor contenido erótico, amenazándole con publicarlo si no accedía a ello.

El profesor contaba entonces con 49 años e impartía  la asignatura de informática, algo en lo que era muy ducho, como se pudo comprobar tras el registro efectuado en dos viviendas de Burgos al incautar diverso material informático dotado de herramientas especializadas que posibilitaban el borrado total de los discos duros o la ocultación de las conexiones a Internet. Desde ese momento se encuentra en prisión.

 

Imagen: Sede de la Consejería de Educación

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.