Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

"Se deberían coger solo aquellas setas que llevamos cogiéndo desde pequeños y conocemos bien"

Hoy la entrevista es con Luis Alberto Parra, rodeado de setas

17/11/2019 8:00 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Luis Alberto Parra es el presidente de la Asociación micológica Arandina, un colectivo que lleva 28 años enseñándonos cómo coger setas, cómo reconocerlas y cuáles son las que podemos llevarnos a la mesa. La semana pasada pudimos visitar en la Casa de Cultura una nueva exposición de especies recogidas. Hoy queremos saber algo más sobre este colectivo y su presidente.

-¿Qué tal está siendo la temporada?

- La verdad es que empezó muy mal,  luego vino la lluvia  se arreglo un poquito, pero ahora ha llegado la nieve. Digamos que la temporada ha sido extremadamente corta porque hasta el 15 de octubre ha estado haciendo mucho calor y ahora estamos a mediados de noviembre y ya está cayendo nieve. Es lo que está ocurriendo, que las estaciones micológicas cada vez son más estrechas. Aún así para la exposición conseguimos recoger más de 230 especies y estamos muy contentos.

-28 años al pie del cañón…

-Bueno, son las 28ª Jornadas las que hemos celebrado pero hay que añadir una más que organicé yo para conseguir que la gente se apuntara. La realicé en la Asociación deportiva y cultural de Michelin. Me acuerdo que puse un folio para que se apuntarán las personas interesadas y con ellas empezamos. Ahora mismo la formamos 31 socios.

-¿Y cómo es vuestro funcionamiento?

- Nos reunimos los lunes y traemos las setas que hemos recogido durante el fin de semana. Las ponemos en una mesa y las vamos explicando. Abordamos lo que más nos interesa cada día, porque a veces tenemos tal número de setas que no nos da tiempo hablar de todas porque solo disponemos de una sala en el centro cívico de ocho a diez de la tarde los lunes. Comentamos las que son tóxicas, las que tienen interés medioambiental y ecológico… De lo que menos hablamos es de si son comestibles, pero si a alguien le interesa lo comentamos.

-Entonces, ¿puede ir cualquiera a esas reuniones?

-Por supuesto, es una reunión de los socios pero abierta a la gente, cualquier persona puede llevar las setas que ha recogido para recibir información. Luego, si su interés es grande, le invitamos a unirse a nosotros. Si fuera algo cerrado nunca conseguiríamos nuevos socios. (ríe)

-¿Es la Ribera de Duero un sitio prolífico de setas?

-Por supuesto, además en Aranda de Duero lo que tenemos es una suerte tremenda porque salgas por donde salgas, por la carretera que salgas, a los pocos kilómetros ya tienes bosque. Y los tienes de quejigo, de encina, de pino… es muy variado, con lo cual es muy rica la zona micológicamente hablando.

-¿Cómo hay que coger las setas?

- Hay una cosa que quiero destacar. Pienso que la gente debería coger aquellas setas que lleva cogiéndolas desde pequeño y que conoce muy bien. Los problemas de intoxicaciones siempre vienen derivados por personas que ven la seta en un libro, que les ha contado un amigo que son buenas o que han llegado a sus manos por un amigo que asegura que son comestibles cuando realmente no lo son. La identificación de setas no se puede hacer solo con un libro, hay que hacerlo con una persona que entienda. ¿Por qué? Porque las fotos de un libro o los dibujos solo representan uno o dos ejemplares y además las personas no tienen formación para saber qué elementos o qué características tienen que mirar en esa seta para distinguirla de una tóxica. Entonces, simplemente con que se le parezca la foto a lo que tienen en la mano pues, piensa que es la misma especie cuando  puede ser una especie que no tenga absolutamente nada que ver, que sea de un género muy diferente y luego pasa lo que pasa. Un ejemplo es la seta de cardo, porque los níscalos más o menos son todos muy parecidos. La seta de cardo puede ser blanca, puede ser casi negra, puede tener el pie en el centro, puede no tenerlo, puede tener las láminas blancas, puede tener las láminas grises… Es muy variable y sin embargo la gente la conoce bien y no se suele equivocar con ella.

-¿Con cesta?

-La cesta por supuesto, porque hay gente que piensa que va a hacer el ridículo con la cesta y lleva una bolsa de plástico. Esas personas, al ojo de los que entendemos de setas están haciendo el ridículo con la bolsa de plástico y no al revés. Primero, porque si esa bolsa se te rompe o la dejas en el monte lo que estás dejando es una cosa que no es biodegradable.

-¿Y cómo tenemos que cortar las setas, dejando la parte de abajo enterrada?

-Sobre  lo de cortar o no cortar tiene una explicación muy sencilla y se lía mucho la gente. Si tú las vas a comer y las conoces bien, lo lógico es cortar porque no vas a llevar tierra y no vas a manchar todas las setas con ella. Te llevas unas setas prácticamente limpias que no vas a tener ni que lavar. Pero si tú lo que quieres es que una persona te identifique esa seta, pues tienes que arrancarla entera. Eso sí, siempre tapando donde has hecho ese agujero porque viene una helada y se hiela el micelio, que son como unos cordoncitos que hay bajo tierra, que son los que en realidad son el ser vivo. La seta no es más que el fruto que da ese ser vivo. Entonces no pasa nada por llevarte una seta entera, es como si de un peral te llevarás una pera, no le hace daño al peral. Pero si dejas eso al aire y se hiela, y más estos días que ya está nevando en algunos sitios, se va a helar en micelio y eso sí que va acabar con el hongo.

- ¿Se siguen descubriendo especies?

-Yo sigo describiendo especies nuevas, y ahora más porque ahora estamos metiéndonos con especies tropicales y en los trópicos están muchas setas sin estudiar. Es más, te pones a estudiar una determinada zona de selva casi virgen y las especies que coges allí casi todas están sin describir. Tenemos que darnos prisa porque el ritmo en el que se descubren especies es incluso un poco más lento que el ritmo al que se está destruyendo toda la selva tropical. No las podremos investigar porque ya han desaparecido los bosques donde crecen.

- Eres veterinario, ¿prefieres las setas o los animales?

-Todo, a mi me gusta de todo. Mucha gente a la que le gustan las setas no le gustan solo las setas, sino que le gusta porque le gusta la naturaleza en su conjunto. Por eso siempre lo que decimos es que hay que ser respetuosos con la naturaleza.

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.