Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

Se establecen precios para el nuevo curso de pequeña percusión

15 euros mensuales a lo que se añaden 13 € de matrícula

29/01/2021 8:17 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Con los votos a favor de todos los grupos y concejales del Ayuntamiento, a excepción de VOX que votó en contra, el Pleno celebrado este jueves ha aprobado el precio público que tendrán que pagar los alumnos del nuevo taller de pequeña percusión que se ha establecido este curso en la Escuela municipal de Folclore de Aranda de Duero.

Con ello, el alumnado que acuda a las clases deberá pagar 15 euros mensuales y 13 euros de matrícula por curso, a cambio de una hora de clase semanal en la nueva especialidad que estaba siendo muy demandada en los últimos años.

El voto en contra llegaba por parte del concejal de VOX, Sergio Chagartegui. Ampara su voto en el hecho de que el estudio realizado por los técnicos municipales señala que la totalidad de las tasas pagadas por los alumnos no cubren los costes del servicio prestado. Su propuesta pasa por repartir los gastos entre todos los asistentes a estas clases y que, por otro lado, el Ayuntamiento contemplase “un descuento notable para las personas que no pueden pagarlas”. Con ello, argumenta “estaríamos favoreciendo la cultura, pero llegando a todas las economías”.

 

Rifirrafe Berzosa-Chagartegui

Su punto de vista no obtuvo el apoyo del resto de ediles municipales. El más incisivo fue el concejal de Juventud, Emilio Berzosa, quien en las palabras de Chagartegui denotaba de forma “palpable  el elitismo de VOX, traducido en que quien pueda que se lo pague”.

A partir de ahí, el turno de la palabra de cada uno de ellos era una contestación a las declaraciones anteriores del otro. Ante la palabra “elitismo” el edil de VOX advertía al del PP en el punto en el que se hablaba de la exención de la tasa de veladores que sentía empatía hacia los hosteleros y no era nada elitista. “Por eso levanto todos los días una verja y me lleno las manos de grasa, empatizo porque todos los días me pongo el buzo como ellos”, advertía.

Unas palabras que volvían a ser respondidas por Berzosa, argumentando : “le recuerdo que aquí todos los concejales nos levantamos por la mañana y nos vamos a trabajar”.

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.