Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

Se reinician las misas presenciales

La parroquia de Santa María edita un vídeo con las medidas higiénicas que hay que respetar

19/05/2020 10:34 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

La flexibilización del Ministerio de Sanidad para la fase 0 de la desescalada ha permitido que los lugares de culto abran sus puertas a los fieles al mismo tiempo en la comarca de la Ribera del Duero. Tanto en aquellas localidades que no han pasado de fase, como Aranda de Duero y los municipios adscritos al centro de Salud Aranda Rural, como en las que sí que han conseguido dar el salto a la fase 1 como es el caso del ámbito de Roa y Huerta de Rey.

Por tanto, desde este lunes se han comenzado a celebrar los actos religiosos siempre y cuando el aforo no supere el 33% y cumpliendo todas las normativas higiénicas y sanitarias.

Algunas parroquias, como es el caso de la iglesia Santa María de Aranda de Duero, han dado un paso más y con el objetivo de dar a conocer cuáles son esas normas han hecho uso de la imaginación para que todo sea más fácil. El párroco de Santa María, Miguel Ángel Díez Villalmanzo, con ayuda de un grupo de voluntarios ha editado un vídeo donde se repasan esas normas. “Me pareció una forma didáctica y pedagógica y por eso la hemos realizado, para enviar las familias”, explica.

El vídeo recuerda que es necesario acceder al templo con mascarilla y que la entrada se realiza por la puerta principal, donde los voluntarios reparten gel hidroalcohólico. Se informa sobre la necesidad de limpiarse la suela de los zapatos en la alfombra que se ha instalado a la entrada. Ya en el interior se han dispuesto carteles en algunos puntos de los bancos y es ahí donde hay que sentarse respetando así la distancia de seguridad con otras personas, debiendo permanecer en ese punto durante toda la celebración. Así, durante la misa el sacerdote distribuirá la comunión en la mano acercándose a los bancos. No se permite el acto de la paz como viene siendo habitual, sino que se sustituirá con una inclinación de cabeza. Y la salida será guardando el orden, comenzando por los bancos situados más cercanos al altar, esta volverá a realizarse por la puerta principal.

La primera jornada, señala el párroco, se ha vivido con una intensa emoción por parte de los fieles mezclado con el respeto de las normas. “La gente tiene ganas de venir, volver a encontrarse, a pesar de que no pueden hablar”, explica Díez Villalmanzo, que por el momento no prevé la apertura de Santa María para las visitas culturales, como tampoco se está planteando la reapertura del museo Sacro de San Juan. “Es un tema más delicado porque hay que tener mucho cuidado, hay que asegurarse de que los visitantes guarden una  distancia con las obras de arte”, comenta.

Por el momento, la parroquia de Santa María ha suspendido el servicio de confesión y ha retirado, como en el resto de iglesias, el agua bendita. También queda suspendida la participación de coros.

Por su parte, las medidas de flexibilización permiten una participación de hasta un máximo de diez personas en velatorios y entierros.

Foto Noticia
 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.