Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Aranda

Semillas que continúan creciendo

Los alumnos del CEIP Fernán González ven cómo su huerto escolar sigue dando frutos

21/06/2018 12:23 | Raquel Carcedo
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Durante el curso pasado, el CEIP Fernán González de Aranda ponía en marcha un nuevo proyecto, su huerto escolar El reino de las semillas. Sin duda, un espacio “de encuentro entre alumnos de todas las edades”, tal y como asegura Enrique Arroyo, uno de los responsables de esta acción.

Continuando con su labor de reconvertir una zona del patio en un espacio dedicado a la naturaleza y al aprendizaje práctico, tanto escolares como comunidad educativa, padres e, incluso, profesores de otros centros, durante este curso han llevado a cabo el desarrollo de la segunda fase del proyecto, un sistema de trabajo permanente. Y es que, como explica Arroyo, “reutilizando palés se han creado jardineras en altura, un sistema que se emplea ya en otros países y que hemos conocido gracias a, entre otros, Ángel Puente y Abel de la Iglesia, dos señores jubilados que nos están ayudando también muchísimo. En este sistema no hay que cavar de un año para otro y las malas hierbas, como tal, no existen porque todo se usa para el compostaje”.

Así, de manera ecológica, han sembrado tomates, ajos, cebollas o lechugas, entre otros productos, que “cuando van saliendo, se cortan y se planta otra cosa”, puntualiza el profesor, quien confiesa también que “aunque ha sido un año muy frío, este nuevo sistema nos ha permitido que los productos se den mucho mejor y más rápido”.

Los escolares visitan su huerto unos veinte o treinta minutos por semana, continúa explicando Arroyo, si bien es cierto que “algunos, en sus ratos de recreo, también se acercan de forma libre a este espacio a ver cómo va el proceso, regar o recoger plástico que luego separan en los distintos contenedores”. Una vez que se recolecta, los tutores deciden qué hacer con los frutos. “Ayer, por ejemplo, tuvieron un almuerzo saludable en el que los chicos comieron una ensalada”, señala Enrique Arroyo. En otros casos se hace un reparto entre los alumnos. Además, “también les iniciamos en el tema emprendedor, pues con esto pueden ver que la tierra cultivada también puede dar sus beneficios”, comenta el responsable.

 

 

Mirando hacia el fututo

Se trata esta de una actividad en la que la comunidad educativa del CEIP Fernán González pretende seguir trabajando. Es por ello por lo que, para poder dar un paso más, han realizado un llamamiento al Ayuntamiento de la capital ribereña para que les proporcione un sistema de riego permanente. “Solicitamos un sistema de fontanería complementario del que se puedan sacar gomas que conduzcan a las distintas jardineras”, apunta Arroyo, quien es consciente de que “los niños saben que el agua no se puede malgastar y este sistema es el que mejor lo aprovecharía”.

De igual modo, de cara al curso que viene han previsto colocar una compostadora, poner en marcha otra zona de compostaje con lombrices, “uno de los mejores abonos para las plantas”, y un pequeño rincón didáctico para aprovechar horas lectivas. Y es que, en este huerto se pueden abarcar todas las materias escolares, pues “en plástica hacen semilleros con bricks, en inglés conocen nuevo vocabulario o en educación física aprenden buenas posturas para trabajar la tierra…”, sentencia Enrique Arroyo.

 

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.