Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

Territorio Luthier consigue poner nombre a sus 1.800 cepas en tan solo dos semanas

Los amantes del vino han podido participar en la recuperación de variedades de uvas en peligro de desaparición adoptando cepas

18/05/2020 10:10 | DR
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

¡Objetivo conseguido! La Bodega Territorio Luthier ha  completado con éxito el motivo de su iniciativa #Pontunombreaunacepa. Con la compra de vino la bodega se comprometía a plantar y poner el nombre del comprador a una de las cepas de su nuevo viñedo de variedades de uva en peligro de desaparición.

Territorio Luthier, adscrita a la Denominación de Origen Ribera del Duero y enclavada en Aranda de Duero, puso en marcha a finales de abril esta campaña colaborativa. La campaña prevista para un mes se ha completado en tan solo dos semanas, en las que se ha puesto nombre a las 1.800 cepas que conformarán su nuevo viñedo experimental. Este viñedo está dedicado en exclusiva a las variedades autóctonas que corren peligro de desaparecer por no haberse generalizado su cultivo, en este caso tinto jeromo, gajo arroba, mandón y puesta en cruz.

 “Han llegado peticiones de toda España e incluso de otros países como Estados Unidos, Francia, Costa Rica y México” confirman desde la bodega “Lo más bonito ha sido ver cómo mucha gente compraba el vino para enviarlo como regalo para familiares y amigos a los que llevan todo este tiempo sin poder ver, y cómo han puesto a las cepas los nombres de sus negocios o motes, pero sobretodo de sus hijos, sobrinos y abuelos”.

Poner nombre a una cepa, aparte de un acto de colaboración con la recuperación de variedades, se ha convertido en un pequeño homenaje a los seres queridos“ y el viñedo y la bodega serán a partir de ahora un punto de encuentro para ellos”, afirman.

Con el vino se han enviado los certificados que acreditan que cada colaborador cuenta con una o varias cepas con su nombre. Los adoptantes, además, estarán puntualmente informados de la evolución de su planta, la marcha, en general del viñedo, podrán visitar y cuidar sus vides e, incluso, asistir a una fiesta de fin de confinamiento cuando sea posible celebrarlo. Y, por encima de todo, los participantes en la campaña podrán disfrutar en unos años, y en exclusiva, del singular vino que produzca este viñedo.

El llamamiento llevado a cabo a través de redes sociales se ha demostrado todo un éxito y medios de comunicación escrita, radio y televisión se han hecho eco de la iniciativa. Tanto que apenas 15 días han sido necesarios para cubrir totalmente la demanda de adoptantes. Desde la bodega manifiestan su agradecimiento a todos los que han colaborado y lamentan que todavía hay muchos interesados, que ya no van a poder poner nombre a una cepa en esta plantación.

Por ello, y hasta la fecha que se había establecido como fin de la campaña, 31 de mayo, la bodega mantendrá los precios especiales para sus lotes de vino ofreciendo a los compradores acceso preferente para participar en la próxima campaña. “Además hemos guardado una cepa, y la vamos a sortear en los próximos días en redes sociales, a modo de última oportunidad para todos los que han querido colaborar y no ha sido posible”.

Territorio Luthier lleva colaborando con el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (ITACYL) y la bodega 3 Ases para investigar en profundidad la recuperación de variedades minoritarias. Las cuatro especies elegidas para el viñedo experimental han sido seleccionadas por su alta calidad y buena adaptación al terreno.

Pie de foto: Fernando Ortiz en el nuevo viñedo de variedades en extinción. / Imagen proporcionada

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.