Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Aranda

Un decreto de movilidad forzosa podría solucionar los problemas de falta de especialistas

Se trata de un compromiso de la consejera si el voluntario no surte efecto

02/10/2019 12:14 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Si el decreto de movilidad voluntaria que activaba el SACYL la semana pasada no surte efecto para solucionar los problemas de especialistas que tienen los hospitales comarcales, como ocurre con el de Aranda de Duero, la Junta de Castilla y León pondrá en marcha un segundo decreto de movilidad forzosa. Ese es el compromiso que hacía la consejera de Sanidad, Verónica Casado, a los representantes de la Coordinadora de Sanidad de Aranda de Duero y la comarca, en la reunión que mantenían el pasado lunes en Valladolid.

Sofía Plaza, miembro de esta coordinadora, advierte que según les ha comunicado la consejera, el decreto de movilidad forzosa “viene con nombres y apellidos y no se deja al azar”, por lo que su puesta en marcha supondría que inmediatamente los profesionales médicos tendrían que trasladarse a las nuevas ubicaciones cuando se les requiera. Para Casado, se trataría de una “medida cautelar” que puede llevar consigo algunos problemas, pero necesaria “para resolver esta situación puntual”.

Con “muy buenas sensaciones” han regresado los miembros de la Coordinadora de la reunión, en la que también se les ha comunicado una buena noticia, que a partir de mañana jueves un ginecólogo pasará consulta en el hospital Santos Reyes y realizará intervenciones quirúrgicas. Se trata de un especialista recientemente jubilado al que se le ha concedido un año de prórroga para seguir trabajando en Aranda. Eso sí, no podrá hacer guardias.
 

Precisamente desde el servicio de ginecología del hospital arandino se pidió al Sacyl la aplicación “urgente del decreto de movilidad forzosa para un área donde solo está cubiera el 50% de la plantilla estructural (con dos ginecólogas a jornada completa y una tercera a media jornada). Un servicio que debido a las mermas de profesionales peligra en urgencias por falta de personal para hacer las guardias. “Se insinuó en su día que se iban a derivar los partos a Burgos, y nosotros le dijimos a la consejera que no se trata solo de los partos, sino que si ginecología se cae se van a  caer también un montón de especialidades como anestesistas, matronas, con lo que podría producirse un desmantelamiento importante”, argumenta Plaza.

Y no solo los problemas afectan a ginecología, sino a otros servicios sanitarios ocasionados, advierten, por la falta de casi un 10% de la plantilla. “No es de recibo que pacientes de oftalmología y otorrino no hayan sido atendidos de urgencias en Burgos y se les remita de nuevo a Aranda o que haya un número importante de gente a la que se está cambiando la consulta de forma continua desde el mes de marzo porque no hay médicos o que en digestivo se den citas para dentro de un año”, apuntan.

El próximo paso, recomendado por la propia consejera, es pedir una reunión con el nuevo gerente del HUBU, José María Romo. Algo que ya han solicitado para darle a conocer también los problemas que tiene Aranda.

Pero si mal está la situación en el hospital, tampoco en Primaria andan mejor las cosas, con casos como Roa donde no se cubren las plazas de médico de área, donde no se cubren vacaciones o donde suceden cosas como en Pediatría, con consultas que suplen especialistas de Burgos “cuando pueden, porque a veces no vienen y no lo dicen el mismo día”. Tampoco en el SUAP se han solucionado los problemas en el SUAP.

 

Claridad ante todo

Pero lo que más les ha gustado de la nueva consejera, añaden los miembros de la Coordinadora, ha sido la claridad con la que le ha hablado. “Nos ha demostrado que es conocedora de los problemas, nos ha dicho cosas claras e incluso ha llegado a decir que el anterior consejero nos había mentido en algunas cosas”, como el anuncio de la llegada de tres especialistas, señala José María Rojas, quien señala que la consejera ha llegado a manifestar “que se ha encontrado esto hecho unos zorros sin ninguna planificación”. A esa buena visión de los responsables de la Coordinadora se une la eliminación “del enemigo público número uno que teníamos en Burgos”, refiriéndose a la marcha del anterior gerente del HUBU cesado el pasado 23 de septiembre, Miguel Ángel Ortiz de Valdivielso.

 

Las carencias a día de hoy

En el listado que han entregado a la consejera de Salud de la Junta de Castilla y León se advierte que las carencias en especialistas para el hospital son de 1 cardiólogo, 1 geriatra, 1 radiólogo, 1 oncólogo, 1 oftalmólogo, 1 de digestivo y 2 y medio ginecólogos. Una merma que supone casi el 10% de profesionales pero que alcanzan el 50% en cardiología y oncología y hasta el 100% en geriatría.

En la reunión con Verónica Casado también han hecho mención especial al servicio de oncología, que si ya de por sí está mermado son muchas las quejas que les han llegado de pacientes a causa de una especialista “carente de toda empatía y humanidad hacia los usuarios de dicho servicio. No se puede consentir que ningún enfermo que entre en ninguna consulta y menos en la de oncología salga llorando por el trato dispensado por esta señora”, señalan.

 

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.