Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

Una arandina pagó 15.800 € en intereses por una tarjeta de crédito

Los tribunales obligan al banco Cetelem a devolver el dinero y eliminarla del registro de morosos en el que la había incluido

20/08/2022 7:52 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº1 de Aranda de Duero ha condenado por usura a otra entidad financiera. En este caso se trata de Banco Cetelem, quién aplicó a la tarjeta de crédito adquirida por una arandina unos intereses totalmente desproporcionados.

La tarjeta fue recibida en 2007, y desde entonces no pararon de aplicarse cargos por intereses, seguros y comisiones desproporcionadas. Tal y como resalta la jueza en la sentencia “La TAE (tasa anual equivalente) ha ido aumentado sucesivamente de forma que le era imposible saber lo que iba a pagar en cada mensualidad. La actora lleva 13 años encadenada a un contrato que concertó para el pago de unos productos en 2007”.

Y es que si en año se su apertura, en 2007, se fijaba un TAE del 19,20%, en 2008 subió al 20,04%, en 2011 al 21% y 22,08% y desde 2013 a 2021 un 23,04%. “Se trata de un contrato de tarjeta de crédito en el que se ha venido aplicando un interés abusivo”, señala el fallo, indicando que, además, la persona que lo contrató “ni siquiera tenía el contrato en su poder, teniendo que reclamárselo a la financiera”.

El fallo declara nulo el contrato y, por tanto, nulo también el interés aplicado. Por tanto, el banco tiene que abonar a su cliente “todas las cantidades por ésta abonadas que excedan del capital prestado”, así como pagar las costas del juicio y eliminar a la mujer del registro de morosos.

La sentencia fue dictada a finales del 2021, pero no ha sido hasta este año cuando se ha procedido a su correspondiente liquidación y ejecución. El letrado Sergio Moreno Tablado, defensor de la clienta, explica que para ello se estableció una estrategia procesal que ha derivado en el pago de 15.800 euros por parte del banco, dinero que ella pagó en intereses. “Este resultado conseguido, reprocha y reitera la practica abusiva de las financieras, generalizada desde hace años. Su rotunda condena, es una victoria para los consumidores y en especial para esta arandina, que ha conseguido la cancelación de la tarjeta, la devolución de lo pagado de más durante los más de 13 años que tuvo la tarjeta”, señala.

 
2 Comentarios
 
 
 
Usuario  
#1   el aguijon 22/08/2022 8:51:13
 
esto estaba penado con carcel y corta de ambas manos, pero ojo que las esntidades financieras legales no se quedan muy atras, nos estan robando con el visto bueno de los gobiernos de turno
 
 
 
 
 
 
Usuario  
#2   opino 22/08/2022 18:44:32
 
Son muchos a los que obligan a tener una tarjeta de CREDITO, sólo por tener una cuenta en el banco, sin ellos querer esa tarjeta. Y no se dan cuenta de la diferencia con una de DEBITO. Añadiendo que no saben los intereses que se aplican a sus movimientos.
Hay que tener un cuidado tremendo.
 
 
 
 
 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.