Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Aranda

Vendimia y fiesta confluyen en la capital de la Ribera

Las calles se inundan de arandinos y visitantes aprovechando la magnífica meteorología de este fin de semana

22/09/2018 15:44 | DR
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Los actos concluirán con el concierto de Antonio Orozco esta noche en el Recinto Ferial

Aranda se ha convertido durante toda esta jornada de sábado en una fiesta colectiva donde la música, el espectáculo y las catas de los caldos provenientes de las cepas ribereñas han atraído a miles de personas con la Plaza Mayor como epicentro del II Festival de la Vendimia. Los actos arrancaron con las palabras del artista Antonio Orozco como padrino de honor. Con una copa de vino en la mano brindó por un día repleto de alegría y aprovechó para desear una excelente cosecha en las próximas jornadas. Luego le tocó el turno de los agasajos al humorista Quequé, que recibió el premio de Ribereño del Año. “Soy un enamorado de esta tierra y vengo todos los años al Sonorama. Me encantan los vinos y este premio lo guardaré a buen recaudo porque significa mucho para mí. Hasta se lo enseñaré a la guardia civil si me paran por la carretera” bromeaba el cómico a la hora de resumir su satisfacción por ser el elegido por el Consejo Regulador Ribera del Duero.

A renglón seguido se procedió al pisado de la uva y la degustación del primer mosto de la temporada, un ritual emblemático y ya de importante tradición como pistoletazo de las labores de vendimia en toda la comarca. La presencia de los carretilleros de Quintanar de la Sierra también fue muy aplaudida por el respetable al recibir su reconocimiento en el escenario principal de la Plaza Mayor. Y a partir de ahí la música, la danza, y el teatro se desbordaron por todos los rincones de la ciudad. Javier Gurruchaga fue el encargado de abrir el melón. Luego llegaron Pixie Dixie Band y Fetén Fetén en la Plaza de la Constitución. Las charangas también amenizaron el vermuth en los Jardines de Don Diego y la Plaza de la Sal.

Y para cerrar el programa el esperadísimo concierto de Antonio Orozco a partir de las 23.00 horas en el Recinto Ferial Permanente. Se esperan entre 3.000 y 4.000 personas en una noche veraniega a todas luces y donde los vinos en boca y paladar seguirán dejando muy alto el pabellón de Ribera del Duero.

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.