Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
 
 
Comarca

Cazado rebasando en más de 80 km/h el límite de velocidad establecido

Un varón de cuarenta y cinco años que circulaba por la CL-619

17/04/2018 14:36 | DR
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Las Fuerzas de la agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Burgos han investigado en la comarca ribereña a R.L.V., un varón de 45 años de edad, como presunto autor de un delito contra la seguridad vial por rebasar la velocidad máxima establecida para el tramo de vía por el que circulaba en más de 80 kilómetros por hora.

Los hechos tenían lugar minutos antes del mediodía del pasado sábado en la carretera CL-619, cuando la elevada velocidad de un turismo que circulaba por la vía era captada por el radar del subsector de Tráfico de Burgos emplazado en el lugar. El cinemómetro marcaba en ese instante 141 km/h, superando en más de 80 km/h la velocidad específica de 50 km/h establecida para dicho tramo.

 

Punto negro

El punto donde tenían lugar estos hechos se trata de una peligrosa intersección debidamente señalizada por señales verticales de peligro y de velocidad, quedando ésta limitada a 50 km/h. Se trata así de un punto negro, un lugar donde en alguna ocasión ya se ha registrado algún accidente de tráfico con resultado de muerte o lesiones.

Una vez parado e identificado el conductor, en tránsito por la provincia y con el que viajaba un menor de edad, fue investigado como presunto autor de un delito contra la seguridad vial. Las diligencias serán entregadas en el Juzgado de Instrucción número 1 de Aranda de Duero.

 

Acomodar la velocidad a las circunstancias existentes

Una vez conocida esta noticia, la Guardia Civil de Tráfico ha querido aprovechar para recordar que todo conductor al volante debe ser consciente de que debe circular siempre a una velocidad aconsejable a las características de la vía y a las circunstancias existentes y, en cualquier caso, no superar nunca las velocidades genéricas o específicas de la carretera.

Asimismo, el cuerpo de seguridad recuerda que en caso de frenada o maniobra brusca se debe poder controlar y detener el vehículo en la menor distancia posible, acción que se logrará hacer a la velocidad que se determina en cada momento, minimizando las posibles consecuencias en caso de sufrir un accidente de circulación. Y es que, “este tipo de acciones negligentes y arriesgadas no solo ponen en peligro la integridad de otros usuarios de la vía, sino la propia vida y la de las personas que viajan en el vehículo”.

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.