Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Comarca

El bueno, el feo y el malo, un clásico que sigue dando de qué hablar

El Festival Internacional de Cine de Tokio acoge la presentación del documental Sad Hill Unearthed

31/10/2017 17:12 | Raquel Carcedo
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Verano de 1966, Valle de Mirandilla, Burgos. El Ejército español construía un enorme cementerio de más de cinco mil tumbas que se convertiría en el hoy icónico escenario final de la película de Sergio Leone El bueno, el feo y el malo. El Sad Hill.

31 de octubre de 2017, Tokio, Japón. Guillermo de Oliveira estrena, en la trigésima edición del Festival Internacional de Cine de Tokio, Sad Hill Unearthed. Un documental sobre la historia de una de las localizaciones más conocidas del cine.

Entre estos dos puntos temporales, y tras su gloriosa aparición cinematográfica, la colina triste sufrió años de abandono, donde la vegetación y las inclemencias climatológicas cubrieron cada una de las tumbas ficticias. Con este panorama, y persiguiendo el objetivo de poner en valor cultural y turístico de la zona, nació -en 2014- la Asociación Cultural San Hill. Una agrupación de personas del entorno del Valle del Arlanza y de la comarca ribereña que se unieron con el fin de recuperar los escenarios usados en la provincia burgalesa para el rodaje de este clásico del western.

Este propósito llegó a oídos del director vigués Guillermo de Oliveira, quien se decidió a componer un documental sobre este paraje en el que transcurre el duelo a tres final de la película. Además, estuvo presente en los actos de celebración del cincuenta aniversario de dicha grabación que tuvieron lugar el pasado año, unas jornadas en las que se dieron cita escritores, críticos, periodistas y seguidores del trabajo de Leone para poner en común su amor por el cine y estos escenarios burgaleses. El momento culminante de las sesiones vino de la mano del propio de Oliveira, quien sorprendió a los asistentes proyectando un mensaje de agradecimiento del actor Clint Eastwood por la labor realizada.

De una hora y media de duración, el largometraje de Guillermo de Oliveira está protagonizado por dos de los mitos del clásico, el mismísimo Eastwood y Ennio Morricone -compositor de la banda sonora-. En él, son también figuras de peso James Hetfield -cantante de Metallica y fan de la película-, Álex de la Iglesia y Joe Dante, además de Christoper Frayling -biógrafo de Leone-, Peter Hanley -escritor de una obra sobre la película- y algunos miembros de la Asociación Cultural Sad Hill.

 

 

"Estamos muy agradecidos a Guillermo de Oliveira y su equipo. No solo por haber realizado una película fantástica, sino porque creyó en nosotros antes de que hubiéramos movido un solo puñado de tierra, antes de que se levantara el telón de esta loca historia. Otras personas no creyeron en nosotros ni en el primer acto, ni en el segundo. Aún están a tiempo. El cementerio sigue estando allí para que le den una oportunidad y lo contemplen sin prejuicios, no hace falta ser un fan de la película para valorar la tremenda belleza del lugar", comenta Sergio García, de la Asociación Cultural Sad Hill.

El colectivo se ha tomado muy en serio las labores de promoción del lugar. Tanto es así que han puesto en marcha una acción para que todo aquel que sea fan del mismo pueda apadrinar su propia tumba. Además, a través de Los hijos de mil padres, una agrupación teatral que cuenta entre sus filas con miembros arandinos, realizan interpretaciones de este género cinematográfico aderezadas con el mejor de los estilos musicales americanos.

 

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.