Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Comarca

El Consejo Regulador destaca la excelente calidad de la uva en la vendimia de este año

"Ha estado marcada por una climatología extrema"

08/11/2017 9:54 | DR
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Ribera del Duero ha cerrado la vendimia de este año -que ha tenido lugar del 8 de septiembre al 20 de octubre-, con un total de 55 millones de kilos de uva recogidos, de los cuales el 98% pertenece a la variedad tempranillo. En ella, han participado hasta 8.224 viticultores y 315 bodegas para llevar a cabo la cosecha de las 22.530 hectáreas inscritas en la Denominación de Origen.

Esta vendimia, marcada por la climatología y la sequía que ha afectado a todo el país, ha dejado, según aseguran desde el propio Consejo Regulador, una producción de uva de excelente calidad, con una sanidad inmaculada, que recuerda a la cosecha 2005. Es un fruto que dará lugar a grandes vinos de guarda.

La colecta de 2017, afirman desde la entidad ribereña, ha estado marcada por una climatología extrema, quien ha acompañado durante buena parte del ciclo. El episodio más destacado ha sido la helada que se produjo en la noche del 27 al 28 de abril, cuando una masa de aire frío entraba en el territorio ribereño dejando más de siete horas de temperaturas por debajo de los cero grados y picos negativos de hasta -6ºC. Esta helada tuvo consecuencias desiguales en el total del viñedo de Ribera del Duero, dependiendo de la situación de las viñas.

La otra característica climatológica que ha marcado la vendimia 2017 ha sido la sequía, pues durante el ciclo han caído aproximadamente 250 milímetros de lluvia cuando son esperables 450.

La buena preparación y el impecable cuidado y mantenimiento del viñedo por parte de los viticultores de la zona ha sido fundamental para prevenir posibles enfermedades y garantizar la evolución favorable del ciclo de maduración de la uva.

“Ribera del Duero es una región muy compleja por su clima y condiciones, y es importante destacar la labor de los profesionales para prevenir o paliar los efectos de las adversidades. En líneas generales, la uva de la cosecha 2017 presenta un tanino de alta calidad y un buen equilibrio gustativo como consecuencia también de un adecuado equilibrio de la acidez, pese a la calidez del año,  que además viene acompañada de unos valores de pH que se sitúan en los habituales para la zona”, asegura Agustín Alonso, Director Técnico del Consejo Regulador.

 

Más veedores

El Consejo Reguladora ha incorporado 195 auxiliares de veedor que han realizado el control de la uva en campo y bodega durante toda la campaña. Todos ellos han sido formados por el Departamento Técnico para el desarrollo de las tareas que se les ha encomendado. Entre los auxiliares contratados, unos han ejercido las funciones de peritos aforadores y han controlado el rendimiento en parcela y la cantidad de uva por hectárea para asegurar que no se excedían los límites reglamentarios permitidos. El resto, se han dedicado a controlar de manera exhaustiva la cantidad y la calidad de la uva que entraba en las bodegas, prestando especial atención a que su procedencia estuviera dentro de la Denominación de Origen, evitando así la entrada de fruto de fuera de los límites territoriales de la Ribera del Duero.

Como cada año, todo el proceso ha estado completamente informatizado, de manera que los datos se actualizaban continuamente y ha sido posible saber en qué momento exacto se encontraba la vendimia, cuántos kilos se habían recogido en cada momento y cuántas bodegas permanecían abiertas.

 

Fotografía: DO Ribera del Duero

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.