Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

"Es necesario crear un producto cultural de alto valor que contribuya a la sostenibilidad de este territorio"

Conocemos el Observatorio patrimonial de Haza de la mano de su coordinador, Ángel Palomino Lázaro

18/09/2022 8:18 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Ángel Palomino Lázaro es el coordinador técnico del Observatorio patrimonial de Haza, y miembro de la empresa Patrimonio Inteligente especializada en la generación de nuevos modelos de negocio dentro de las áreas tradicionales de gestión del patrimonio. El pasado 23 de junio se presentaba el Observatorio y, pasado un tiempo, queremos conocer en qué se está trabajando ahora.

-  Comenzamos por el principio, ¿qué es el observatorio patrimonial de Haza?

- Es el epicentro del movimiento para la recuperación patrimonial de la Ribera del Duero. Se proyecta como una palanca de gestión para atraer inversión, en muchos casos de los agentes existentes propietarios de los bienes patrimoniales, que permita su activación y recuperación.

- ¿Cuál es su objetivo?

- Crear una red de recursos culturales que se incorporen a la cadena de valor de la comarca, que aporten sostenibilidad a la misma en lo cultural con la recuperación y mantenimiento de la memoria, y en lo económico con el aprovechamiento turístico.

- ¿Y por qué se elige Haza?

- La iniciativa se propone desde Haza, por ser que Haza es el principal referente patrimonial de la zona, tanto por su historia, como por su posición como conjunto monumental declarado bien de interés cultural. Su rico patrimonio y su realidad demográfica, hacen de Haza un modelo perfecto para desarrollar una iniciativa innovadora de este tipo, que se proyecta sobre el conjunto de municipios que comprenden el tramo final del valle del río Riaza, y que responde a la estrategia contemplada en el reto demográfico para la transformación territorial y lucha contra la despoblación.

- ¿Cuál es el proceso que se está siguiendo para la creación del observatorio?

- Como sabéis, el pasado mes de junio se llevó a cabo en el marco del proyecto Ruritage, que lidera el clúster AEICE, el foro territorios con futuro, donde se puso en marcha esta iniciativa. A lo largo del mes de septiembre el ayuntamiento de Haza convocará a los municipios y en esa reunión se marcarán los objetivos de la iniciativa y su forma de organización jurídica.

- ¿Qué fortalezas tiene la Ribera del Duero de esta zona en cuanto a patrimonio frente a otras zonas?

- Decir ahora que el patrimonio de la Ribera del Duero es muy rico no descubre nada nuevo. La cuestión que se plantea en estos momentos es cómo participa dicho patrimonio en el desarrollo del territorio y ahí es donde encontramos unos desequilibrios enormes. Fundamentalmente porque no existe una red de recursos bien estructurada (los que están operativos traccionan por su cuenta) y sobre todo porque los bienes patrimoniales realmente integrados en la cadena de valor del territorio son escasos, existiendo un número muy elevado de elementos con un altísimo potencial que están al margen de cualquier estrategia de aprovechamiento, peligrando incluso su conservación más elemental.

Se trata de poner en marcha nuevas formas de gestión que integren toda la cadena operativa que afecta al patrimonio como recurso, desde su conservación hasta su aprovechamiento económico, pasando por el conocimiento y la investigación que redunden en el enriquecimiento cultural del territorio. Todo ello con una estrategia planteada a medio y largo plazo.

-  En la reunión de junio se pusieron sobre la mesa tres iniciativas. Comencemos por la primera: los agentes del territorio ¿qué son?

- La reunión de Haza permitió poner sobre la mesa que los municipios crean en las posibilidades que hay si se actúa de forma conjunta y coordinada con los agentes privados del territorio usando como palanca el patrimonio.

Los primeros agentes implicados son por tanto los ayuntamientos, ya que sobre ellos recae la responsabilidad de gestionar su municipio. A ellos se suman las agrupaciones sociales, lógicamente interesadas en dinamizar los lugares en los que actúan y sobre todo el tejido empresarial asentado en la zona, ya que cualquier mejora tanto en la imagen como en la generación de actividad, revierte en su favor. Por ello se consideró muy importante incluir a Javier Ajenjo y Sonorama, como ejemplo de iniciativa que proyecta Aranda y la comarca a escala internacional generando además un retorno económico considerable.

- ¿Qué precisan esos agentes para desarrollar el entorno rural?

- Desde luego, lo fundamental es un proyecto integrador que haga atractiva la comarca y atraiga inversión.  Pero para ello es necesario actuar de forma conjunta y coordinada, ya que el recurso patrimonial tiene muchas dificultades para prosperar si se actúa en solitario. Por ello no nos cansaremos de insistir en la necesidad de agruparse si queremos de verdad generar desarrollo.

- La iniciativa Duero- Douro. ¿qué es, en qué ha trabajado hasta ahora y cuáles son sus retos?

- La iniciativa Duero/Douro, patrimonio para el desarrollo, propone precisamente una estrategia que permita la dinamización de la cuenca del Duero a través de la puesta en valor efectiva de su patrimonio, un patrimonio compartido entre España y Portugal que se refleja, no sólo en su paisaje, sino en elementos culturales e inmateriales muy relevantes.

Después de más de 6 años de trabajo, esta iniciativa ha tejido redes de conocimiento con una capacidad demostrada de analizar las potencialidades del territorio y generar procesos de participación colaborativos muy interesantes; ahora el reto es aplicar los resultados y las innovaciones experimentadas en laboratorio a la realidad de nuestros pueblos y ciudades en el ámbito del Duero, ejecutar proyectos tractores para afrontar el reto demográfico de unos entorno rurales muy castigados en la mayor parte de los casos.

- Ruritage es un proyecto europeo que busca trasformar las áreas rurales en laboratorios de desarrollo. Tengo entendido que en 2022 finaliza… ¿continuará el proyecto?

-Efectivamente, Ruritage ha sido un proyecto horizonte 2020 en que han participado múltiples países y que ha contado con el asesoramiento científico de la Unesco. En el caso español, uno de los casos modelo que han participado activamente ha sido Duero Douro a través de AEICE, clúster de hábitat eficiente. Esto ha permitido poner en el mapa a la Ribera del Duero y al resto de entornos vitivinícolas ligados al Duero en España y Portugal, entendiendo el Duero como un río de vino, de paisaje, tradiciones, costumbres y patrimonio relacionados con la cultura del vino y referencia en el mundo al respecto.

- El observatorio de Haza se crea para aglutinar proyectos de la zona. ¿qué tienen que hacer ayuntamientos y colectivos que quieren formar parte de él?

- Desde el clúster AEICE se ha remitido a los asistentes un formulario para que se incorporen al observatorio. Hasta ahora han respondido algunos, entre ellos la Ruta del Vino. A partir de septiembre se pondrán en marcha una serie de contactos para conformar el grupo de acción con los agentes interesados, de modo que en este año se pueda presentar la iniciativa a las convocatorias que se están promoviendo desde las administraciones en relación con los fondos ‘next generation’ y reto demográfico.

- ¿Qué se va a hacer desde este observatorio?

-Va a liderar una actuación global e integradora sobre el patrimonio cultural de la comarca, en la cual la educación patrimonial es uno de los ejes vertebradores. El observatorio aportará desde los más pequeños, que son el futuro, hasta los más ancianos, que son la memoria de esta tierra, la concienciación necesaria de transmisión de legado que a los castellanos leoneses nos ha hecho trascender en la historia.

Otro de los ejes es incorporar a las empresas de otros sectores a la iniciativa, con un enfoque claro hacia el sector agroalimentario, por ser este un territorio muy reconocido en este campo y sobre todo a las empresas del sector turístico, que resultará muy beneficiado.

- ¿Qué conclusiones se sacaron tras el encuentro en Haza?

- La reunión de Haza supuso una primera toma contacto con la realidad social del patrimonio en este territorio desde un nuevo enfoque, en el que interactuaron agentes muy diversos. Todos ellos pusieron de manifiesto el interés en la iniciativa, conscientes de las posibilidades que ofrece para el desarrollo futuro de la comarca.

La idea principal que se puso encima de la mesa y que desde nuestro punto de vista constituye el eje vertebrador del observatorio, es la necesidad de colaboración entre todos los agentes implicados, públicos y privados, que permita crear un producto cultural de alto valor que contribuya, como un elemento más, a la sostenibilidad de este territorio.

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.