Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

Finalizan los trabajos en la fosa de La Legua con la exhumación de 59 cuerpos

08/07/2011 12:41 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir


Este fin de semana terminan los trabajos de exhumación de la fosa de La Legua situada en el término municipal de Gumiel de Izán, cercano al de Aranda de Duero. Son 59 cuerpos los que se han encontrado en esta fosa que, con treinta metros de largo, setente centímetros de anchura y un metro y medio de profundidad, se abrió con la intención de que diese cabida a más cadáveres aún. Así se demuestra al comprobar como una parte fue tapada sin cuerpos debajo.

 

Francisco Etxeberría es arqueólogo y director de los trabajos, que se están realizando con la colaboración de un equipo formado por una veintena de voluntarios de la Sociedad de Ciencias Aranzadi, voluntarios llegados de Burgos, País Vasco, Madrid y Valladolid. Incluso se cuenta con personas procedentes de Argentina y Alemania. Él explica que los cuerpos fueron introducidos en la fosa separados en seis grupos diferenciados y que muchos de ellos cuentan con heridas en la cabeza de armas de fuego, “incluso hemos encontrado casquillos, que nos indican que muchas de estas personas fueron matadas en la propia fosa”, señala.

 

No hay datos muy relevantes que puedan indicar si en este enterramiento se encuentran los cuerpos de los ferroviarios militantes de UGT y CNT que desaparecieron en la guerra civil, tan sólo uno, la aparición de los restos de un hombre con un corsé de chapa en el pecho. Se sabe que un maquinista de tren contaba con este elemento y es algo que se podrá corroborar en el laboratorio, ya que se cuenta con el ADN de su hija.

 

También se baraja la posibilidad, aunque remota, de que uno de los fusilados fuese un religioso, ya que se ha encontrado un crucifijo similar al que llevaban ellos que portaba en el interior de un pequeño bolso. Otro elemento a reseñar es la aparición del cuerpo de una persona que contaba con una prótesis ocular.

 

Por allí se pasaba esta mañana el propietario de las tierras donde se están efectuando las exhumaciones y contaba a los miembros del equipo que su padre “siempre hablaba de que se encontraban sobre esta zona huesos de personas”. También hasta allí se ha acercado el hijo del pastor que llevaba a pastar a las ovejas por el terreno y señalaba que su padre se temía que era allí uno de los lugares donde se enterraron cuerpos en una fosa porque era muy extraño que apareciesen restos de cal precisamente allí.

 

 

Con estos trabajos se supera el medio millar de cuerpos rescatados de las fosas en la comarca ribereña gracias a la labor de muchos voluntarios que dedican parte de sus vacaciones a exhumarlas.

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.
 
ÚLTIMAS NOTICIAS