"Hemos conseguido que la gente no se baje del barco"

Un año más, la asociación Conde Galindo se prepara para recibir a los Reyes Magos

24/12/2023 7:46 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

En esta ocasión no hemos querido entrevistar a una sola persona, sino a las que conforman la asociación Conde Galindo, que estos días se encuentran inmersos en preparar la actividad más importante del año en Torregalindo, su Belén Viviente y la Cabalgata de los Reyes Magos.

- ¿Cómo van los preparativos de la cabalgata más importante de Castilla y León?

- La verdad es que, con mucho estrés, como todos los años. Ya son 39 años los que llevamos de Cabalgata y Belén Viviente y aunque hay gente detrás con mucha experiencia, siempre parece que vamos tarde con algunas cosas. Al final son muchas personas las que participan y todo queda perfecto, pero a día de hoy todavía nos quedan muchos preparativos.

- ¿Se han añadido rincones nuevos?

- Siempre tratamos de incluir novedades, todos los años. Las cabezas que están detrás de toda esta aventura increíble no paran de darle vueltas: decorados que se pueden mejorar, pequeños detalles que pulir y nuevas paradas para sorprender a la gente. No podemos desvelar nada… sólo invitar a la gente a que nos visite y las descubra por sí mismos.

- Es el segundo año que se celebra la cabalgata con la nomenclatura de “Bien de Interés turístico”. ¿Cómo ha cambiado esta actividad desde que la obtuvisteis?

-El núcleo de la actividad no cambia, la rutina que seguimos desde septiembre, cuando comenzamos la organización es la misma. Sí cambia la responsabilidad que sentimos de seguir haciendo algo grande y algo que pueda sorprender a los “veteranos”. Tener ese reconocimiento ha sido algo que ha costado mucho trabajo a muchas personas y todos los que estamos ahí debemos esforzarnos para hacerlo, como mínimo igual de bien que los que llevan casi 40 años.

 

 

- ¿Cuántas personas participan este año? Son más habitantes que los que tiene el pueblo…

-Jajaja, efectivamente. Nunca sabes exactamente todas las personas que participan, rondan los 250. El pueblo entero se une durante estas semanas para reconfigurar parte del pueblo y dejarlo listo para la llegada de los Reyes Magos. Pero no sólo los residentes, muchos y muchas son familiares o amigos que no residen en el pueblo pero que se suman con la misma ilusión que los residentes y nos ayudan, sin todas esas personas, esto tampoco sería posible.

- Son 39 años los que lleváis apostando por la cabalgata y el belén viviente. ¿Dispuestos a continuar?

-¡Y que sea por muchos años! Lo bonito quizá sea eso, que echamos la vista atrás, vemos cómo comenzó todo esto y dónde hemos llegado y miramos alrededor y vemos a gente joven que se suma al proyecto y que ha vivido en primera persona esa mítica bajada de los Reyes Magos siendo niños. Viendo eso no podemos dejarlo, no podemos bajar los brazos y decir “hasta aquí hemos llegado”, hay que mirar adelante y pensar “¿Dónde podemos ir? ¿Qué podemos mejorar?”

- ¿Cómo se reparte el trabajo? ¿Es complicado coordinarlo?

-Es complicado coordinar, claro, pero también es cierto que las tareas están bastante controladas por la organización y siempre hay manos para ejecutarlas. Organizamos reuniones periódicas para proponer organizadores, buscar responsables de las tareas, hablar del seguimiento de los trabajos, compras, personas externas con las que hay que contactar, etc; si una persona externa tuviera que enfrentarse a todo esto se volvería loco, seguro, pero entre todos los vamos sacando adelante. Aunque hemos de reconocer que hay una serie de personas prácticamente indispensables, por su esfuerzo, por su dedicación y por sus conocimientos y aptitudes, sin ellas sería todo mucho más difícil.

 

 

- Uno de los problemas que poníais sobre la mesa hace tiempo era el del aparcamiento porque no se daba abasto con tanta gente. ¿Se ha solucionado ya? ¿Cómo?

- La verdad es que siendo el pueblo que somos, es difícil enfrentarse a un evento como este logísticamente hablando. Y es cierto que el aparcamiento es algo que nos da quebraderos de cabeza. Este año se está haciendo un esfuerzo importante desde el Ayuntamiento para habilitar una zona amplia para crear un aparcamiento que nos dé solución a ese problema. Igualmente, sin la colaboración del Ayuntamiento, y gracias a la buena sintonía que tiene la Asociación Conde Galindo con las personas involucradas en él no sería posible hoy en día un evento de estas características.

- Hablemos de presupuesto. ¿Cuánto cuesta organizar este evento? ¿Os salen las cuentas?

-Siempre corremos un riesgo con el evento, hay que tener en cuenta que nuestra Asociación cuenta con menos de 200 socios y organizamos un evento que dependiendo el año puede rondar los 7.000€ de desembolso. Todo depende de algunos gastos nuevos que puedan surgir y de aquellas cosas que haya que renovar: casetas, decorados, iluminación o trajes.

Los ingresos nos llegan por diferentes vías, y todas, la verdad, igual de importantes: primero las personas que nos visitan, después las cuotas de los socios, que nos mantienen todo el año; por otro lado, subvenciones que promocionan este tipo de eventos y sin las cuáles no podríamos crecer y por supuesto nuestros colaboradores, que se promocionan en nuestro Programa año tras año y que confían en nosotros, algunos desde hace ya muchos años.

Al final somos conscientes de que el evento debe mantenerse en el tiempo y hay que ir con pies de plomo con los gastos importantes, por lo que cada pequeña ganancia la invertimos con cabeza y en aquello que sabemos que podremos aprovechar durante muchos años.

 

 

- Si una persona viene por primera vez a Torregalindo, ¿dónde tiene que dirigirse para disfrutar al máximo de la cabalgata?

-Buff, decir un solo lugar me parece imposible. Creo que lo bonito es perderse un poco, dejarse llevar por la decoración del pueblo y disfrutar de cada rincón, disfrutar del mercado, de su bullicio, calentarnos con unas sopas de ajo, viajar al pasado en los talleres con sus oficios antiguos, impresionarnos con el castillo de Herodes y sus imponentes romanos, acercanos a ver a esos pastores con sus ovejitas, recorrer las calles oscuras iluminadas con la luz del fuego y encontrar en un pequeño rincón algo que nos sorprenda. Pero sobre todo, mirar arriba, mirar al castillo y ver las siluetas de los Reyes Magos acompañados de su comitiva mientras comienza el griterío de los niños al ver por fin la llegada de la auténtica magia. Pensamos en esa ilusión, que tiene su máxima expresión en esos niños y niñas, en sus gritos, en sus caras de felicidad, sorpresa y asombro cuando ven a sus majestades, y ahí es donde uno debe estar, allí donde pueda sentir eso.

 

 

- Vuestro “plato principal” es la cabalgata de Reyes, pero no hay que olvidar que también realizáis otras actividades durante el año…

- Sí, la Asociación no para. Tratamos de organizar pequeñas actividades durante el año, o servimos de soporte para que nuestros socios las organicen. Hace unas semanas hemos organizado una actividad para Halloween, celebramos San Andrés, realizaremos alguna pequeña actividad por Carnaval, en Semana Santa organizamos siempre una escabechada popular y después tenemos el Verano Cultural, cargado de actividades: teatros, actuaciones musicales, el campeonato nocturno de Frontenis… es un no parar. La verdad es que todas estas actividades vertebran un poquito el pueblo, nos acercan como vecinos y te hace conocerlos de una manera mucho más cercana. Creo que el objetivo de toda asociación debe ser ese, poner en contacto a las personas, ayudar a que se creen proyectos colaborativos que generan en las personas un sentimiento de comunidad muy en declive en una sociedad cada vez más atomizada e individualista.

- ¿Qué les vais a pedir a los Reyes Magos este año?

- Si tuviéramos que pedir algo… bueno, lo primero, por ser inmediato, disfrutar de esta Cabalgata, que todas las personas involucradas en este evento, tanto organización como visitantes, disfrutemos mucho. Para el resto del año pediría ilusión, energía y compañerismo. Los últimos años hemos conseguido involucrar a más gente en nuestros proyectos, gente nueva y joven que llega con nuevas ideas, con ganas de aportar, gente que suma, y hemos conseguido que la gente no se baje del barco, que es muy importante. Por ello nuestro mayor deseo es que todas las personas sigamos, que sigamos sintiendo ilusión, que sigamos teniendo energía y que nos sintamos como un equipo que trabaja unido para unos objetivos comunes.

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.